19 de mayo de 2018 00:00

Cambio de modelo económico

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 44
Pablo Zambrano Pontón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los profesionales en Economía de este país saludamos el nombramiento del economista Richard Martínez como Ministro de Economía, se acabaron las oscuras épocas donde se nombraba como ministros a ilustres desconocidos, con una visión errada (porque creían que la ideología política socialista y heterodoxa debía primar por sobre la racionalidad económica).

Los anteriores ministros, por ejemplo, pensaban que por haber leído “El Capital” de Marx o por saber complicadas fórmulas matemáticas (de nula aplicación práctica) eran buenos economistas, y no es así, dado que desconocían las doctrinas económicas fundamentales que nos enseñaron los liberales clásicos.

El flamante ministro, es un economista de sólida formación profesional y que esperamos resuelva los problemas fundamentales de la economía ecuatoriana, sintetizados en el abultado déficit fiscal de entre el 6-7% del Producto Interno Bruto ( PIB) desde el año 2015, y que los socialdemócratas, atribuyen a la caída en el precio internacional del petróleo, cuando la verdadera causa de dicho desequilibrio presupuestario hay que encontrarla en el derroche fiscal traducido en un aumento de la participación del gasto público del 25% frente al PIB, en el período 2000-2006, al 40% frente al PIB en la actualidad.

Esa realidad ni siquiera nos trajo crecimiento económico (como equivocadamente sostiene la tesis keynesiana), porque antes, sin tanto ministerio, latisueldo, obras faraónicas, ni propaganda, la economía ecuatoriana creció en promedio en el 5.2%, mientras que en la década pasada, la economía creció en promedio en el 3,4% (apenas superior en 1.9% al crecimiento poblacional).

Economista Martínez, hay que hacer dos cosas (en paralelo): bajar el gasto público y reducir los impuestos, con eso se reactiva la economía y no será necesario recurrir a más endeudamiento público.
Enterremos por siempre, la errónea política económica de la década pasada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (22)