Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito
Personas fallecidas y heridas deja un tiroteo regist…
Marcha en Guayaquil para conmemorar el Orgullo Lgbtiq+
Afectaciones a negociantes del Centro Histórico y es…
Joven fue asesinada y sepultada por su pareja
Los mercados de Quito y Guayaquil están abastecidos …
Recién nacida abandonada en peña de Imbabura

Burnout: Cansado de todo, pero viviendo un día a la vez

Todos en algún punto de estos meses nos hemos hecho los siguientes cuestionamientos:

No sé qué hacer con mi día. · ¿Por qué no puedo dormir bien? · ¿Por qué todo me aburre? · ¿Por qué no disfruto ciertas actividades que antes si eran placenteras?

Cada persona tendrá su propia respuesta y en este momento quisiera compartirles la mía, si te preguntas/preguntaste o sientes/sentiste lo antes mencionado esto quiere decir que tienes o tuviste Burnout, en otras palabras, para que entiendas este término que quizás antes no habías escuchado significa que te cansaste de todo y de todos.

Esa sensación que te embriaga y te hace pensar que los días pasan y no estas logrando nada productivo o que has perdido el placer de tus pasiones por la agobiante y cansada rutina, logra que sin te des cuenta te desgastes de forma física, mental y emocional; el punto de inflexión es cuando te das cuenta que algo anda mal, lo aceptas y poco a poco comienzas a liberarte de ese capullo que tú mismo te has fabricado a tu alrededor, que impide que puedas extender tus alas para volar y poder observar el panorama completo.

¿Y cuál es el panorama completo?
No pensar en sólo lo malo y comenzar a apreciar los pequeños pero maravillosos detalles que se nos presentan en nuestra vida, como el amanecer, el ocaso, las estrellas, la luna, la belleza de las flores, el cantar de las aves, la alegría que te demuestra tu mascota siempre que te ve, el beso o abrazo de un familiar querido, una cama donde dormir, un plato de comida caliente, un día más con vida…

Si te pones a pensar quizás sea verdad que te han pasado cosas malas y esto te genere tristeza, pero así mismo, piensa en todos los aspectos positivos que tiene tú vida. Lo importante será que siempre que te despiertes o te vayas a dormir te detengas un momento, cierres tus ojos, mira el panorama completo con tu alma y agradezcas por lo que tienes.