Putin, abierto al diálogo, pero arremete contra la e…
En Guayaquil se revisará maletas y bolsos con detect…
Nueva jornada de paro en Ecuador. Las vías continúan…
Dos personas fallecieron producto de sicariato en Guayaquil
Gerente de BanEcuador de Morona Santiago fue liberado
Día 18 de paro. Estas son las calles cerradas en Qui…
El Ejecutivo acepta volver a los diálogos con la Conaie
Decreto 95 no cuajó en el área petrolera

Autenticidad

Izquierdistas viviendo en la González Suárez y en Samborondón. Izquierdistas llenando los lujosos restaurantes y usando aviones privados. Izquierdistas en primera fila en los conciertos internacionales, en todas las fiestas de las embajadas, en recepciones de altos industriales y banqueros. Izquierdistas usando ropa de marca exhibiendo la última moda.

Izquierdistas hablando en contra de emprendedores, comerciantes, industriales, banqueros, periodistas distinguidos, prensa internacional y, sin embargo, viviendo como la realeza y comprando a nombre de terceros todo lo que pueden.

Esa es la realidad desafortunada de hoy en día. El discurso de un precandidato de estos días y según lo leí en diario EL COMERCIO, advierte del peligro que existe a que regrese la derecha al poder y, sin embargo, ama y vive en uno de los mejores edificios de Quito como los exitosos y emprendedores llamados de derecha.

Vivo a 100 metros del señor presidente de la República, Rafael Correa, yo en barrio de pelucones y él, aunque tan cerca, en barrio de clase media, media alta.

Lo veo pasar todas las mañanas a las 06:00 con tranquilidad, con sencillez, con respeto a sus vecinos. Su casa es de construcción normal y su vida se mueve en función de lo que predica.

Por lo menos así lo veo como vecino. Se moviliza en uno de cuatro vehículos no ostentosos y puedo afirmar con total conocimiento de causa que el número de guardaespaldas es muy inferior a la de cualquier burócrata de mediano rango. Eso es lo que todo el pueblo quiere, es lo que todos reclamamos, es decir, que las personas seamos auténticas.