El papa Francisco llora durante reflexión sobre Ucrania
Delfín Quishpe desmiente rumor sobre su muerte
Dos personas afectadas en siniestro de taxi en Quito
Ecuador tras cumplir acuerdo con FMI espera crédito …
Globo aerostático se enreda en cables de alta tensió…
Jóvenes tendrán preservativos gratis en Francia desde 2023
En la India instalan cajero para comprar oro
Ecuatoriana muere en la selva de Darién y deja a sus…

Asilo

Al finalizar los Juegos Olímpicos de Londres, el Gobierno de turno oficializará sin lugar a dudas el asilo a Assange, no en vano el propio Estado ha invitado a su madre a visitar la Cancillería y se ha encargado de difundir y maximizar el tema, sorprendidos quedarán algunos ingenuos de este hecho, sin embargo pienso que dado el inicio de la campaña política, Assange será presentado en las sabatinas de Correa y en las infaltables e inoficiosas cadenas de televisión, por supuesto con traductor incluido a quien le será entregado con la debida antelación el libreto para el show donde presentarán a este personaje como el ejemplo de la tolerancia y respeto a la libertad de prensa de la revolución ciudadana.

Sin más será una herramienta para convencer a más ingenuos o ratificar la viveza de sus seguidores, vendrán aplausos, gritos de solidaridad, se agudizarán el cinismo, la prepotencia, la arrogancia, y el ego tendrá su mejor alimento. Entonces seremos anfitriones a la fuerza de una persona no grata perseguida por la justicia internacional bajo dos cargos, la invención de los famosos WikiLeaks de los que seremos parte y también de un presunto violador, ya que así ha sido denunciado en Suecia; entonces dirán con seguridad que la revolución avanza, y tienen razón ya que nadie hace nada más que tolerarla. Lo que falta para que nuestra imagen internacional sea completa pero equivocada.