La ola verde opera mejor en Guayaquil que en Quito
La clase media en Ecuador viene cayendo desde el 2018
La MLS, el nuevo mercado del futbolista ecuatoriano
Más remesas salen del Ecuador a México por ‘boom’ migratorio
Jefa sanitaria rusa urge vacunarse durante vacacione…
CAL califica solicitudes de juicio político contra P…
Lluvias y tormentas eléctricas se mantendrán hasta e…
Siniestro de tránsito dejó 13 heridos en Morona Santiago

Alfredo Pérez Guerrero

El sábado 19 de noviembre de 1966, Ecuador perdió a Alfredo Pérez Guerrero, ilustre hombre que dejó un profundo vacío en la educación, la política y la cultura del país.

Fui uno de los últimos discípulos del maestro y el más cercano. Recibí, a más de sus sabias enseñanzas, su afecto y su amistad. Me correspondió ser testigo de una vida dedicada a guiar a la juventud por más de 50 años, siempre bajo la bandera de la democracia y la libertad.

Paradigma de grandeza y bondad, jamás se envaneció, fue un hombre sencillo, nunca brotó de sus labios una palabra hiriente, su corazón no tenía espacio para el odio ni el rencor; fue benevolente hasta con sus “amigos” que en los momentos álgidos de su rectorado le volvieron la espalda.

Se marchó en una hora de agonía y crisis del país, cuando representaba el signo y la más alta esperanza de la patria, pero ha quedado su obra, su ejemplo y su voz, que sigue resonando en nuestros corazones. Cuanta falta hace su presencia en estos momentos de confusión de la patria.

Mi homenaje al ilustre maestro y a su universidad ultrajada.

Suplementos digitales