Ecuador: Primer caso sospechoso de viruela del mono
Corte envía expediente de extradición de Rafael Corr…
Flores: Hay un reto para ejecutar política pública d…
Un militar está implicado con banda de sicarios en Durán
Asaltos ocurridos en Guayaquil quedan registrados en videos
Manifestantes avanzan hasta la av. 24 de Mayo en Quito
Asaltantes roban camioneta de un garaje en Quito
Cinco estrategias que optimizan la movilidad en otra…

Agitadores

Según una de las definiciones aceptadas, “agitador es aquella persona que excita los ánimos para propugnar violentamente determinados cambios políticos o sociales”. Si nos acogemos estrictamente a ella, aparte de los infames caricaturistas que indigestan a los políticos y generan agitación social y política con sus dibujos, hay otros a quienes debería pedir cuentas la Superintendencia de Información y Comunicación.

Por ejemplo, aquellos que, desde los linderos públicos, agitan al pueblo con inusitada violencia verbal, pregonando la necesidad de profundizar los cambios políticos y sociales. ¡Qué contratiempo para el superintendente, mucho por hacer, casa adentro!

Cuando tildamos a alguien de agitador y le aplicamos la flamante y espléndida maquinaria inquisitorial, nos olvidamos que en el 2012, un agitador social de izquierda, el nicaragüense Ernesto Cardenal, recibió el premio Reina Sofía de Poesía. ¡Qué contraste!, unos premian a los agitadores, otros los persiguen.