7 de octubre de 2019 00:00

Trabajo por abuso

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 12
Andrea Sanmiguel Valladares

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La palabra abuso es bastante fuerte, pero es algo que se puede observar todos los días. Es triste pensar que inclusive con los tratados internacionales, leyes del país, y la conciencia que debería existir en nuestra cultura y sociedad aún sigamos viendo abusos, en este caso el peor abuso, el de menores.

Siempre que salimos a las calles en el Ecuador se puede observar al menos a un niño trabajando. Se supone que las leyes de los niños, niñas y adolescentes los protegen, pero ¿de quién deben ser protegidos en realidad? Creo que es una problemática bastante grande y en la que pocos pensamos. Un niño tiene el derecho a la libertad, a la educación, inclusive al descanso para un buen desarrollo y es justamente lo que no tienen los niños en nuestro país. Se da por la pobreza claramente pero el Estado debería actuar firmemente y defender al menor de cualquier tipo de abuso, en este caso la explotación laboral de los niños.

El problema no siempre viene de los padres o tutores, también viene del abandono y de las condiciones en las que crece el niño que normalmente los obligan a trabajar. Es importante que el estado voltee a ver al más vulnerable e inocente, porque es realmente preocupante encontrar a un niño en las calles en vez de escuelas, sin tener un libre desarrollo.

Es el momento de tomar acciones, cambiar la sociedad y cambiar esta realidad que a los ojos de muchos es normal pero a mi parecer es degradante y dolorosa. No es fácil cambiar esto claramente, pero empieza desde las personas, desde el interés social que se le ponga al asunto y empezar a cambiar por uno mismo.

El Estado tiene el deber de amparar a los niños, niñas y adolescentes sea cual sea su entorno de pobreza, riqueza o cualquiera que sea, debe protegerlos de todo y ante todo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)