Feriado generó un gasto turístico de USD 40 millones…
63 personas naturales y jurídicas procesadas por pre…
6,8 millones de ecuatorianos no reciben el primer re…
Cristo del Consuelo es un barrio ‘apetecido’ por las…
La Fiscalía registra 1 070 casos de trata de persona…
Agente fiscal de Babahoyo resultó herido en atentado
Perro se infecta con viruela del mono a través de sus dueños
Fiscalía pide mantener secreto el texto que motivó r…

El abrazo de Ahmadineyad

La religión, como sistema político, sorprende por sus contradicciones y conflictos imaginados. El abrazo solidario de un hombre a una mujer (la madre de Hugo Chávez) dolida por la muerte de su hijo se ha convertido en una cadena de intrigas y acusaciones. Es una ironía que este abrazo, expresión del amor humano, represente un choque inevitable entre culturas separadas por la fe. Es una lección que nuestros políticos deben considerar sobre el futuro de relaciones con sociedades teocráticas inherentemente conflictivas. Las consecuencias políticas del abrazo, ejemplo patético de cómo la fe divide, muestra de que la tradición religiosa convierte las expresiones de compasión en pecado y castigo.