Es una columna que analiza la situación y los desafíos de las empresas, las pymes y los emprendimientos en el contexto económico ecuatoriano e internacional. Otros artículos del autor: http://bit.ly/xBasantes Twitter: @XAVIERBAS
Xavier Basantes
Lic. en Comunicación, U. Central. Posgrado en periodismo en U. Andina y diplomado en gestión empresarial del Tec de Monterrey. Periodista económico. Del 2009 - 2016, Editor de LÍDERES. Exeditor de El Comercio TV; ahora Macroeditor de Proyectos Multimedia.

¿Menor interés por emprender?

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Sábado 16 de noviembre 2019

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, presentó el plan Verde Amarillo que busca generar 1,8 millones de empleos, especialmente para jóvenes entre 18 y 29 años, hasta el 2022. Entre las medidas destacan la fijación de un salario máximo de hasta USD 360, la flexibilización de la jornada laboral en los domingos, cambios jurídicos sobre contratación laboral, reducción de hasta un 34% en los costos para el empleador e incentiva la concesión de microcréditos para los emprendedores.

El programa solo se aplica a nuevas contrataciones y no permite despidos, para que antiguos trabajadores sean sustituidos por empleados contratados bajo estas normas.

Brasil es una muestra más de que uno de los principales desafíos que enfrenta la mayoría de países del mundo es el desempleo juvenil. Ecuador tampoco es la excepción, pero sí es excepcional que las reformas laborales que tanto se necesitan en el país pasen a segundo plano en la agenda oficial.

Ante la falta de empleo, entre las alternativas que surgen están los emprendimientos y los jóvenes son los más propensos a emprender; esa es una de sus características. Sin embargo, esta semana Espae difundió el informe Jóvenes Emprendedores en Ecuador 2012 y 2017, y hay datos que merecen poner atención. Uno de ellos, por ejemplo, se refiere a que la tasa de emprendimiento de los jóvenes muestra una tendencia decreciente, luego de un repunte registrado en 2013.

Además, y esto le concierne al Ejecutivo, los jóvenes que quieren emprender encuentran en los impuestos, la burocracia en la tramitología así como el acceso a financiamiento las principales barreras para poner en marcha nuevas ideas de negocios. Eso, pese a que se perciben que se ofertan más programas gubernamentales a favor del emprendimiento.

Si bien el emprendedor sabe que debe superar todas estas barreras, no está de más insistir en la necesidad de tener más apoyo legal. Eso, porque estamos a punto de cumplir cinco años de que en la Asamblea se busca aprobar una ley de emprendimiento y no pasa nada.