Un espacio para hablar del bienestar que genera la práctica del ejercicio y la alimentación saludable en nuestro día a día. Aquí no hay espacio para solo el atún y la lechuga.
Paola Gavilanes
Licenciada en Comunicación Social por la U. Central del Ecuador. Colabora con Grupo EL COMERCIO desde el 2007. Trabajó en la sección Deportes, Tendencias y Construir. Ahora escribe sobre BIENESTAR. Deportista aficionada y amante de la comida hecha en casa.

Sanos y radiantes gracias a los vegetales

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 16
Miércoles 19 de agosto 2020

La mayoría de nosotros, en algún momento de nuestra vida, relegamos a un segundo plano a las zanahorias, cebollas, brócolis, tomates y más. Priorizábamos el consumo de arroz, fideo, papas, plátanos fritos, y éramos completamente felices cuando el almuerzo o cena reunía dos o tres de esos carbohidratos.

Un ejemplo: arroz, papas y pollo. Terminábamos satisfechos, aunque con un déficit de micronutrientes, indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Eso, por suerte, forma parte del pasado. Si bien se trata de un platillo típico de nuestro país, ahora elegimos entre el arroz y las papas, y le añadimos un par de lechugas con pepinillo y aguacate, por ejemplo. Intentamos equilibrar las porciones para ahuyentar enfermedades como el sobrepeso y obesidad, y sumarnos a las tendencias que promueve un estilo de vida saludable.

A causa de la pandemia por el covid-19, más gente introduce vegetales en su alimentación diaria. Foto: Pexels

A causa de la pandemia por el covid-19, más gente introduce vegetales en su alimentación diaria. Foto: Pexels

Y es que, tras la llegada del nuevo coronavirus al país, hasta el más quisquilloso se esfuerza por colocar una porción de vegetales en las tres comidas principales del día, incluyendo al desayuno. Nos reencontramos con la zanahoria, pimientos, acelga, espárragos, y así, con el poder de sus vitaminas, minerales y antioxidantes.

Todos esos micronutrientes, junto a las grasas, proteínas y carbohidratos de calidad, influyen directamente en el estado de nuestro sistema inmunológico. Y ahora más que nunca lo necesitamos fuerte para batallar contra los estragos que produce el covid-19.

El bajo consumo de frutas y verduras, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), está asociado a una mala salud y a un mayor riesgo de enfermedades no transmisibles. En su página web apunta que en el 2017 unos 3,9 millones de muertes en el mundo se debieron a un consumo inadecuado de esos alimentos.


Los vegetales, además, posee gran cantidad de fibra, necesaria para el correcto funcionamiento del sistema digestivo. Aquello se traduce en una sensación de ligereza única. Te sientes menos pesado y con más energía. Gracias al poder de los antioxidantes también lucimos una piel más radiante y un cabello y uñas más sanas.

¿Cuántas porciones comer al día? Las cantidades exactas las determinará un experto en nutrición, dependiendo de las necesidades de cada persona. Sin embargo, a rasgos generales, la OMS recomienda consumir más de 400 gramos al día.

Puede incluirlos crudos en las ensaladas o cocinarlos y añadirlos a los estofados. También pueden ser protagonistas de sopas o cremas. Otra alternativa para introducir estos alimentos en la dieta de los más pequeños es preparar jugos o batidos.

Y ustedes, ¿ya descubrieron el poder de los vegetales?

Escriban a pgavilanes@elcomercio.com