Respirando Bienestar

Un espacio para hablar del bienestar que genera la práctica del ejercicio y la alimentación saludable en nuestro día a día. Aquí no hay espacio para solo el atún y la lechuga.

Paola Gavilanes

Paola Gavilanes

Licenciada en Comunicación Social por la U. Central del Ecuador. Colabora con Grupo EL COMERCIO desde el 2007. Trabajó en la sección Deportes, Tendencias y Construir. Ahora escribe sobre BIENESTAR. Deportista aficionada y amante de la comida hecha en casa.

Retos #fitness en tiempos de covid-19

Veamos a este aislamiento como una oportunidad para activarnos a la hora que nos apetezca. Foto: Pexels

Veamos a este aislamiento como una oportunidad para activarnos a la hora que nos apetezca. Foto: Pexels

Desde que el mundo se paralizó por la propagación del covid-19, decenas de desafíos circulan en las redes sociales. Algunos hacen que nos llevemos una mano a la frente y movamos la cabeza de un lado a otro, un par nos ‘roba’ sonrisas y otros retos, en cambio, nos motivan a mantenernos activos.

Los últimos desafíos me gustan muchísimo porque nos conectan con la realidad: hay que hacer ejercicio y comer equilibradamente para mantener un estilo de vida saludable y evitar esos kilitos extras y enfermedades como la hipertensión, obesidad o diabetes 2, por ejemplo.

La clave para disfrutarlos y evitar frustraciones consiste en seleccionar los que estén en sintonía con nuestros objetivos y resistencia física.
Si soy una persona sedentaria mal haría en aceptar el reto de las 100 sentadillas diarias, pero sí podría sumarme al grupo que propone saltar la cuerda entre 15 y 20 minutos al día. También podría unirme a la cadena que me pide etiquetar a más personas para iniciar una meditación de cinco minutos con un experto en la materia. Lo mismo ocurre con la comida.

Hay desafíos que dicen “preparemos una lasaña como para portada de revista” y otros que te invitan a usar la imaginación para elaborar un desayuno delicioso y nutritivo, pero simple y económico. Si soy novata en la cocina o si me tocó ponerme el mandil solo por la emergencia sanitaria seleccionaré la segunda opción, en lugar de eliminar los retos de las redes.

Veamos a este aislamiento como una oportunidad para activarnos a la hora que nos apetezca. Se terminaron los pretextos, tenemos tiempo de sobra y qué mejor que invertirlo en una actividad que favorecerá al cuerpo y a la mente.

Pero, así como abundan los retos #fitness abundan las personas que piden un freno. Los tildan de tediosos, pero ¿se imaginan un aislamiento únicamente sentados frente al televisor? Yo no, bueno tal vez los sábados y domingos, pero jamás toda la semana.

Por suerte hay entrenadores profesionales que ignoran las peticiones y continúan compartiendo sus rutinas con el mundo, rutinas que ‘face to face’ podrían costarnos entre USD 60 y 100. Por eso, dejemos que los retos fluyan y que las buenas intenciones tengan cabida en más hogares. Recordemos que la actividad física libera endorfinas, sustancias que aumentan el estado de bienestar y disminuyen la sensación de dolor emocional.

¿A qué reto se apuntaron ustedes?

Veamos a este aislamiento como una oportunidad para activarnos a la hora que nos apetezca. Foto: Pexels