Es una columna donde se analizan y destacan los temas que preocupan al ciudadano común. Otros artículos del autor: http://bit.ly/aEusse
Agustín Eusse
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central del Ecuador. Es periodista desde 1991. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 1994 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor de Ciudad.

Los desafíos de los candidatos a Alcalde

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Jueves 14 de febrero 2019

Preocupación, incertidumbre, frustración y tristeza. Los ecuatorianos atraviesan una especie de depresión social, según revela un sondeo de la encuestadora Cedatos. La percepción del 63,4% de la población es que el país va por “mal camino” mientras que el 40,1% cree que la situación empeorará.

De acuerdo con el estudio, el 70% de la gente se siente preocupada acerca del futuro del país. Y Quito, la capital, no es la excepción. Los informes y reportajes que ha publicado este Diario en los últimos meses señalan que entre las mayores inquietudes de los ciudadanos figuran el desempleo, la crisis económica, la inseguridad y la delincuencia. También están el pésimo servicio de transporte público, la pobreza y la corrupción. Otros aspectos que generan malestar en la capital es la crisis por la recolección de la basura, el mal estado de las calles, avenidas y veredas, las ventas ambulantes y la contaminación vehicular.

Son al menos diez desafíos que los 2 018 293 quiteños que están convocados a sufragar esperan que los 18 candidatos a la Alcaldía de Quito nos digan cómo los van a resolver. En estos días comienza el “empapelamiento” de la ciudad con propaganda electoral. Habrá que esperar que las caravanas y concentraciones que organicen no agraven, aún más, el ya caótico tránsito.

El 75,8% de la población aún no sabe a quién darle el voto para que dirija los destinos de la capital, dice la consultora Click. Hasta el momento no hay propuestas claras que marquen diferencias. Uno de los aspectos que permitirán romper la indecisión e inclinar el voto por uno de los 18 candidatos es cómo se resolverán estos 10 desafíos y otros en agenda.

Lo que es claro es que Quito ya no es la ciudad que requiere ofertas para solucionar problemas de agua, tierras... es decir ofertas que hubo hace dos elecciones. La urbe requiere de propuestas encaminadas a un crecimiento planificado a 25 o 50 años, que incorporen el desarrollo económico, mejoren la movilidad, la calidad de vida y la seguridad.