Planeta Deporte

Planeta Deporte

La herencia que Claudio Borghi deja al DT Álvaro Gutiérrez

Liga de Quito ya tiene entrenador. Prácticamente un desconocido para nuestro medio. Ningún hincha hubiese apostado por Álvaro Gutiérrez. Los aficionados y los medios partidarios barajaron una lista gigante de nombres y en ninguna figuraba el DT uruguayo.

El 'Guti' -como han empezado a llamarle a Gutiérrez- llega a Pomasqui para hacerse cargo de un equipo con grandes inconvenientes y con una enorme sed de resultados. En el campeonato nacional, Liga no consigue un título desde el 2010 y en lo internacional, su última participación importante fue en el 2011, cuando llegó a la final de la Copa Sudamericana.

Desde ahí en adelante todo ha sido tropiezos, principalmente por la mala elección de los jugadores para reforzar el plantel. La gran mayoría de los nombres que han desfilado por Ponciano en las últimas cinco temporadas se ha ido por la puerta trasera, con más pena que gloria.

Gutiérrez recibe un equipo que lo armó Claudio Borghi a su imagen y semejanza. La dirigencia le dio al 'Bichi' prácticamente todo lo que pidió, pero le fue muy mal y tuvo que despedirse apenas tres meses después de asumir al equipo albo, algo poco común en Liga Deportiva Universitaria.

Gutiérrez ya entrenó a su nuevo equipo y esta es la herencia que le dejó Claudio Borghi. ¿Podrá levantar a la 'U'?

1. Un equipo sin gol

En los 12 partidos que Liga ha disputado en el 2016 (ocho por torneo local y cuatro por Copa) ha marcado apenas ocho goles y ha recibido 18. Es decir, la delantera de la 'U' convierte 0,66 goles por partido, un promedio demasiado bajo para un equipo que pretende llegar a ser campeón. Carlos Tenorio y Daniel Angulo no han sido solución y por el momento los goles de ambos no llegan en la medida en la que se espera. Ante la desesperación, Edson Puch ha tenido que ocupar el lugar de centrodelantero, cuando él no sabe jugar en ese puesto.

2. Demasiados mediocampistas

Con la venia de la dirigencia, Claudio Borghi se llenó de jugadores en la mitad de la cancha, a pesar de que era la zona más fuerte de la 'U' hasta la temporada 2015. Enrique Vera, Fernando Hidalgo, Exequiel Benavídez, Édison Vega, José Francisco Cevallos, Diego Morales, Brahian Alemán, Édson Puch, Jefferson Intriago, Luis Bolaños, Jairo Padilla y Alejandro Villalba. ¡12 jugadores para un espacio donde máximo entran cinco! ¡Qué alguien lo explique por favor!

3. En defensa muy poco

La zona defensiva en cambio quedó abandonada. Norberto Araujo, Luis Romero y Luis Cangá son los únicos centrales de oficio en el plantel merengue. El 'Beto' tiene una diplopía de la que no se sabe cuándo se va a recuperar y los otros dos causan pánico cuando juegan juntos, tanto que al cuerpo técnico le ha tocado improvisar con Benavídez.

4. Algunas figuras desaparecieron

Hasta diciembre del año pasado, en el plantel de Liga había jugadores indispensables como José Quinteros y José Francisco Cevallos. A pesar de que Claudio Borghi se cansó de elogiarlos en ruedas de prensa, nunca supo aprovechar el nivel de ellos y otras estrellas como Brahian Alemán que hasta el momento no rinde lo que se espera de él. ¿Qué pasó?, ¿por qué dejaron de ser titulares para no estar ni en la banca de suplentes?, ¿por qué disminuyeron tanto su nivel? Álvaro Gutiérrez tiene la tarea de recuperar a esos nombres que le pueden aportar muchísimo al rendimiento general del equipo.

5. ¿Problemas en el camerino?

Los mismos dirigentes de Liga se encargaron de deslizar que en el camerino de Liga existen inconvenientes. Varios jugadores no se sentían cómodos con Claudio Borghi y eso terminó aportando para su salida. El 'Bichi' no supo administrar los egos de algunos jugadores, no llevó bien el caso de Jonathan Álvez y tomó decisiones que no cayeron bien en el grupo. El 'Guti' llega a uno de los equipos más importantes del país con un vestuario separado entre la inexperiencia de muchos y los años a cuestas de otros. Esa es una situación a la que seguramente se enfrentó desde el primer día y que deberá solventar, si quiere vivir con calma en LDU.