Textos breves sobre cine. Twitter: @andrescardenasm. Instagram: @andrescardenasmatute
Andrés Cárdenas Matute
Estudió periodismo en Ecuador y Chile. Ha escrito para periódicos y revistas de Ecuador, Colombia y España. Actualmente vive en Italia, en donde realiza estudios de doctorado sobre filosofía del cine.

Señor (2018)

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lunes 17 de febrero 2020

Tiene que venir una cineasta de la India para hablarnos de –tal como ella misma lo ha expresado– feminismo cotidiano; de un empoderamiento de la mujer que se dedica a las tareas domésticas. Rohena Gera, paradójicamente, lo hace con una película que se encuadra en el clasismo que se vive en Bombay; concretamente, con la historia de una joven, viuda a sus 19, que huye de su pueblo rural para trabajar en la ciudad, en un alto edificio donde vive un tipo que acaba de cancelar su inminente matrimonio. La película se acerca a Roma (2018) en el sentido que, como la obra de Cuarón, se trata de un repaso por la memoria de una cineasta de clase alta. Se acerca a In the mood for Love (2000) –Gera ha manifestado explícitamente la influencia de Won Kar-wai– cuando explora las tensiones afectivas que se pueden crear entre un hombre y una mujer que habitan el mismo espacio y, en este caso por razones de clase social, parece que no deberían quererse. La cineasta india, con una delicada opera prima, sin maniqueísmos ni amargura, retrata ambas caras: la de las absurdas convenciones sociales aceptadas incluso entre gente sensata y, de manera más sutil, aquella que recuerda lo imprescindible del trabajo de las personas que se dedican a cuidar a otras. En este caso el trabajo de la casa ejercido por una mujer que no renuncia a su sueño de dedicarse el mundo de la moda. "No saben hacer nada sin nosotras", dice, en cierto momento, su amiga que trabaja en el departamento de en frente.