Análisis y visión del deporte. Empedernido con los ingresos y gastos en el fútbol, baloncesto, tenis...
Tito Rosales Cox
Periodista en medios desde 1989. En el Grupo El Comercio desde 1992. De todo un poco: estudios de Marketing, fútbol y deportista aficionado. Hoy es editor deportivo. @titorosalescox

El fútbol
 local anda sin brújula

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lunes 05 de noviembre 2018

Editor deportivo
Twitter: @titorosalescox

¿Quién es responsable del campeonato ecuatoriano? Se supone que es la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) la que lo administra, pero la que también por su desgobierno mostrado en los últimos años ha originado enfrentamientos de dirigentes, polémicas arbitrales, denuncias de amaños de partidos: todo un caos.

Esa desorganización o desbarajuste, término correcto, refleja la línea en que ha transitado el fútbol del país, en la que los clubes también han abonado por sus intereses.

Lo pintoresco en estos días es que haya trascendido que el expresidente de la FEF, sentenciado por lavado por corrupción, haya asesorado a dirigentes para pretender mantener sus tentáculos en el fútbol.

Lo más sensato es que los dirigentes exijan auditorías exhaustivas e impulsen procesos judiciales sobre el dinero que ingresó a la Ecuafútbol en los últimos 20 años, especialmente sobre la venta de los derechos de televisión de la Selección a las empresas que representaron Hugo y Mariano Jinkis, procesados en el FIFAgate. Y también cruzar esa información con
los procesos judiciales que se tramitan en Estados Unidos y en otros países, para tener la certeza de que los informes económicos que se presentaron en los congresos de fútbol, en su momento, sean veraces.

Por eso las elecciones de la Ecuafútbol, previstas para enero, son trascendentales; y aún habrá dirigentes que impulsen a sus candidatos con el propósito de ampararse en las arcaicas estructuras. Ojalá que aparezcan otros que estén dispuestos a refundar la organización, trabajar con honestidad e impulsar a la LigaPro, que está dispuesta a encaminar el fútbol del país.