Es una columna que incluirá información sobre temas relacionados con seguridad y justicia. Otros artículos del autor: http://bit.ly/gTipanluisa Twitter: @ECtipanluisag
Geovanny Tipanluisa
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central del Ecuador. Tiene 20 años de experiencia en periodismo. Colabora con el Grupo EL COMERCIO desde el 2003 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente es Editor de Seguridad

Jueces probos para la Corte Nacional

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Martes 19 de noviembre 2019

Si bien es cierto que los magistrados que ocupen las 23 vacantes que quedan en la Corte Nacional serán solo temporales, es fundamental que la selección sea rigurosa. La Judicatura tiene un gran trabajo. Deberá escoger de entre 337 jueces de las cortes provinciales y depurar los perfiles. Está bien que se exija a los aspirantes completar el puntaje mínimo de 80 sobre 100 en las últimas evaluaciones, o que muestren probidad notoria durante 10 años en la docencia o en el libre ejercicio.

La selección del personal definitivo se programó para el 2020. Mientras eso ocurra, el país necesita una justicia confiable e íntegra. Que no se repitan los problemas que le evaluación acaba de detectar: sentencias con textos copiados por completo, persecución desde la justicia, crecimiento ‘desproporcionado’ del patrimonio de siete jueces, negativas a que se levante el sigilo bancario, escasa argumentación jurídica en los fallos judiciales. ¡Increíble!

Pero también hubo quienes cambiaron las prisiones preventivas por arrestos domiciliarios sin mayores explicaciones.

La transparencia de los magistrados temporales es fundamental, porque serán los que traten, por ejemplo, el proceso por peculado en contra del exfuncionario correísta Walter Solís o el expediente judicial de la exasambleísta Norma Vallejo.

La Judicatura y la Corte Nacional tienen la obligación de agilitar la reorganización de los despachos, para que ningún caso quede represado. 7 000 causas están distribuidas en diferentes salas. 2 000 reposan en el área Penal, 700 en lo Civil y otros en las materias de lo Laboral y de la Niñez y Familia.

Quienes reprobaron la evaluación ya no están en sus oficinas. Desde el pasado viernes recogieron sus pertenencias y se fueron. Pero al menos uno, que ayer empacó sus libros y demás pertenencias, anuncia demandas en instancias internacionales. Todos tienen derecho al reclamo y el equipo que ejecutó las valoraciones deberá tener los fundamentos necesarios para justificar las remociones.