Es una columna que incluirá información sobre temas relacionados con seguridad y justicia. Otros artículos del autor: http://bit.ly/gTipanluisa Twitter: @ECtipanluisag
Geovanny Tipanluisa
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central del Ecuador. Tiene 20 años de experiencia en periodismo. Colabora con el Grupo EL COMERCIO desde el 2003 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente es Editor de Seguridad

Cansados de los robos y asaltos

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 31
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Martes 24 de septiembre 2019

Sí. Los vecinos están cansados de los robos y de los asaltos. Reclaman seguridad, y como no encuentran respuesta comienzan a actuar. En este año, en el país se han reportado cuatro muertes violentas por linchamientos. Desde el 2014 suman 20. Las cifras preocupan.

En un Estado de derecho como este no debería ocurrir aquello. Un estudio de la Flac­so muestra que la reacción obedece a los frecuentes atracos que sufren los vecinos.

La autoridad está obligada a actuar de inmediato. Pero la Policía minimiza lo que sucede en las calles. Dice que Quito es una de las 50 ciudades más seguras del mundo.

No vean solo las macro cifras. Hablen con el tendero de La Floresta que fuera asaltado la semana pasada, o con las dos jóvenes atacadas en el barrio Granda Centeno.

En mayo identificaron 16 sitios de alto tráfico en donde son atracados los conductores. Anunciaron patrullajes permanentes en esos puntos, pero no han cumplido.

Una investigación realizada por la empresa Click muestra cómo el 58% de sus 760 encuestados en el país se siente inseguro.

La percepción de inseguridad en Guayaquil es del 57% y en Quito sube al 60%.

En el primer semestre de este año, 14 912 ciudadanos denunciaron a escala nacional haber sido víctimas de algún tipo de robo.

Pero hay muchos que no acuden a las oficinas judiciales. No reportan sus casos. Tienen desconfianza en los operadores de justicia.

Que las cosas no se les vayan de las manos. El 14 de agosto, este Diario reveló que ocho sectores de Quito se organizaron contra la inseguridad. La gente realiza rondas nocturnas. Está armada con bates y palos. Se muestra dispuesta a defenderse y a recuperar los espacios públicos perdidos. ¿Qué sucede si un sospechoso cae en sus manos? Que la Policía y la autoridad civil no espere a ver el desenlace.

Ellos están obligados a dar protección a sus ciudadanos. Es tiempo de actuar. Hay que frenar los asaltos a locales comerciales, los robos de carros y de motos. Todos reportan cifras en rojo. Sus índices han aumentado. ¡Penoso!