¿Qué demonios es 4G?

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 2
Contento 13
Martes 24 de febrero 2015

Muchos usuarios están tentados a entrar de lleno a comprar un teléfono y contratar un plan para poder disfrutar de las bondades del 4G. Muchos, sin embargo, pueden no tener una idea muy clara de qué mismo es. A continuación una breve historia de esta nueva tecnología.


Bueno, relativamente nueva en Ecuador, ya que en el resto del mundo se ha implementado desde hace algunos años.

Durante la presentación que Telefónica Movistar hizo de la implementación de su red 4G, se pudo comparar la velocidad de la red 3G (a la izquierda) con la velocidad de la red 4G de la misma operadora. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Durante la presentación que Telefónica Movistar hizo de la implementación de su red 4G, se pudo comparar la velocidad de la red 3G (a la izquierda) con la velocidad de la red 4G de la misma operadora. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO


¿Qué mismo es 4G? El término se aplica a redes de cuarta generación. ¿Y las tres generaciones anteriores?

Pues bien, la primera generación (1G) es la de las redes de transmisión análoga de voz por vía inalámbrica. Fueron los primeros pasos de la telefonía celular; si bien la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, en inglés) aprobó en 1970 su rango en el espectro de radiación electromagnética, no fue sino hasta 1983 que AT&T lo desplegó a nivel comercial en ese país.

La segunda generación (2G) hace referencia a las primeras transmisiones inalámbricas digitales. La estandarización de este tipo de redes se dio en Europa en 1982. En ese año se denominó al estándar como ‘Groupe Spécial Mobile’, mejor conocido por las siglas GSM, y este fue el sistema que se comenzó a implementar como estándar común para todo el continente europeo.

Mientras que las redes 1G transmitían en la frecuencia de radio de los 800 y 900 Megahertzios (MHz), las redes 2G transmiten en la frecuencia de 900 y 1800 MHz. Para Estados Unidos, el estándar de estas redes fue la transmisión a 1900 MHz. Es por esto que a los celulares que pueden funcionar en estas tres frecuencias, o tres bandas, se los conoce como tri-banda.

Dicho de otro modo: cuando alguien pregunta si un teléfono puede funcionar en diferentes bandas, se refiere justamente a esto. Dentro de estas bandas, existen subdivisiones a las que se denomina Canales, y estos son asignados para el envío o recepción de señal de radio (en este caso, las llamadas telefónicas).

Para tener una referencia: la señal de radio AM se transmite en el rango del espectro electromagnético comprendido entre los 540 y los 1 600 Kilohertzios (KHz); en este rango, existe la posibilidad de transmitir señal por 106 canales de 10 kHz de ancho cada una. Es lo mismo con la señal en FM; esta se transmite en el rango comprendido entre 88,1 y 108,1 MHz, y la señal de radio FM se transmite a través de 100 canales con un ancho de 0,2 MHz cada uno.

Para que exista una transmisión de señal efectiva, esta debe ser emitida desde una base, replicada a través de varias antenas repetidoras de señal y posteriormente recibida con un aparato receptor (lo que comúnmente llamamos un radio). Lo mismo ocurre con los teléfonos celulares: Existe una emisión de señal, que viaja a través de varias antenas y eventualmente es recibida por otro receptor. En este caso, los aparatos emisores y receptores los conocemos como teléfonos celulares.

Otro dato adicional: las redes GSM permiten la transmisión de otro tipo de datos, por lo que desde la implementación de estas redes, las operadores de teléfono empezaron a ofrecer el servicio de Mensajes Cortos de Texto (mejor conocidos como SMS, por Short Message Service).

Las redes de tercera generación (3G) incorporan una mejora trascendental para la transmisión de datos: la Conmutación de Paquetes de Datos para su transmisión, y la adopción del estándar para el Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles (Universal Mobile Telecommunications Service - UMTS).

En términos sencillos: cuando hay información muy grande, esta se divide en distintos paquetes para su transmisión. Cada paquete contiene dos tipos de información: los datos a transmitir en sí, y la información de transmisión de dichos datos (información como el destino de dichos datos, o la concatenación de cada paquete de datos con otros paquetes de datos enviados). Gracias a esta información, los paquetes de datos en los que se ha dividido la información para su transmisión, pueden volver a reempaquetarse al momento de la recepción.

Con este tipo de redes se implementó la transmisión de documentos más grandes, ya no solo hablamos de mensajes cortos de texto, sino de correos electrónicos, o incluso archivos de video o de diferentes tipos.

Este tipo de tecnología ya se vio como un avance de las redes 2G (gracias a las Tasas de Datos Mejoradas para la Evolución del GSM, o Enhanced Data Rates for GSM Evolution - lo que comúnmente se conoce como EDGE), pero no es sino hasta su implementación comercial masiva que se pudo hablar de una verdadera transmisión de paquetes de datos por conmutación.

El establecimiento de una red UMTS establece la existencia clara de tres elementos: una red de acceso de radio, la red central para la transmisión y la identificación de usuarios por medio de tarjetas con un Módulo de Identificación de Suscriptores (Suscriber Identity Module, o SIM; de ahí es de donde viene el término y la existencia de las tarjetas SIM en los teléfonos).

La adopción comercial de redes 3G comenzó en el Reino Unido y en Italia en el año 2003, por medio de la operadora O2. En Estados Unidos la implementación se inició en 2005.

Luego, tras el paso del tiempo, vino la implementación de las redes de cuarta generación (4G). Estas redes se constituyen en el siguiente paso evolutivo de los estándares aplicados en GSM/EDGE y UMTS.

Son demasiados acrónimos y abreviaturas, lo sé. Pero bueno, al menos una más: las redes 4G también son conocidas como LTE, que son las iniciales de ‘Long Term Evolution’, o Evolución de Largo Plazo. La principal meta de esta red es la de ampliar la capacidad y la velocidad de transmisión de las redes 3G, y la de simplificar la estructura de las redes en base a una arquitectura de Protocolos de Internet IP, y de paso, abaratar los costos.

Los primeros pasos hacia las redes 4G se dieron en el año 2005, pero en 2008, la Unión Internacional de Telecomunicaciones estableció algunos parámetros para las comunicaciones de próxima generación. Entre estos, destacan dos: la red 4G debe usar únicamente conmutación de paquetes de datos a través de protocolos de Internet, y estas redes deben alcanzar velocidades de 100 Mbps para usuarios en movimiento, y de 1 Gbps para usuarios estacionarios.

Y esa es la breve historia del desarrollo de la red 4G.
Ahora, ¿qué podemos esperar en Ecuador como usuarios de este tipo de tecnología? Para tener un panorama claro, Germán González, CTO de la multinacional de telecomunicaciones Alcatel Lucent, responde a algunas preguntas en la siguiente entrevista.

Parte 1 de 4

Video: 4G en Ecuador (parte 1 de 4)

Parte 2 de 4

Video: 4G en Ecuador (parte 2 de 4)v

Parte 3 de 4

Video: 4G en Ecuador (parte 3 de 4)

Parte 4 de 4

Video: 4G en Ecuador (parte 4 de 4)


También Fernando Fernández, CTO de Telefónica Movistar en Ecuador, explica algunas claves de la implementación de la nueva red en esta operadora:

Video: 4G de Movistar