Guai Fai

Guai Fai

Apple Watch y los nuevos juguetes de la manzana

Varios periodistas tuvieron acceso de primera mano a los nuevos dispositivos de Apple durante la presentación del 9 de septiembre de 2014. Foto: EFE

Varios periodistas tuvieron acceso de primera mano a los nuevos dispositivos de Apple durante la presentación del 9 de septiembre de 2014. Foto: EFE

La presentación de Apple tuvo un poco de todo lo que ya hemos visto en otras presentaciones: un mega escenario con pantallas gigantes, Tim Cook como maestro de ceremonias, y varias intervenciones para cada uno de los anuncios realizados.

Varios periodistas tuvieron acceso de primera mano a los nuevos dispositivos de Apple durante la presentación del 9 de septiembre de 2014. Foto: EFE

Sin duda, 3 momentos de la presentación fueron la clave de todo. Empezando por el final, tenemos a U2, la banda irlandesa que decidió regalar su nuevo álbum, ‘Songs of Innocence’, a los usuarios de iTunes.

El segundo gran momento fue la presentación del nuevo ‘wearable’ de la compañía, el Apple Watch.

El nuevo reloj de Apple tiene una propia interfaz, y la compañía ha recalcado que no han reducido la experiencia de iPhone al tamaño de la muñeca, por el contrario, es una nueva interfaz que incluye luces led y sensores infrarrojos para transmitir movimientos.

El reloj incluye Siri, iMessage, puede detectar el pulso y tiene un giroscopio y un acelerómetro, para detectar los movimientos del usuario.

El dispositivo tiene seis tipos distintos de correas con diferentes materiales: cuero, plástico, metal y acero inoxidable.

Sin embargo, este no funcionará de forma autónoma; será necesario tener un iPhone para que el Apple Watch funcione. De hecho, esto es una de las principales ventajas, ya que por su interacción con el teléfono, desde el reloj se podrá acceder a la agenda, aceptar o negar invitaciones a reuniones. También se puede acceder a una serie de respuestas pre programadas, para no tener que escribir necesariamente algo, sino dar una respuesta corta.

El Apple Watch será compatible con los modelos de iPhone desde el 5 en adelante (es decir, con el 5, 5S, 5C, 6 y 6 Plus).

El acceso a mapas y direcciones desde el reloj también es una característica que llama la atención. Sin embargo, habría que ver qué tan cómodo es ver un mapa en una pantalla del tamaño de un reloj de pulsera, y que tan exactos son los mapas en todo el mundo (por lo menos en Ecuador).

En la presentación, fue posible ver al reloj inteligente ejecutando aplicaciones de Twitter y Facebook; por otra parte, el entorno de desarrollo WatchKit permitirá desarrollar aplicaciones para el reloj de Apple.

En medio de la moda del fitness y los ‘wearables’, el Apple Watch no se queda atrás, ya que también permitirá, mediante el uso de GPS y WiFi del teléfono conocer los movimientos del usuario, y de esta forma establecer monitoreo de rutas de caminata, trote, o ciclismo. La salud también se podrá medir por medio del monitor cardíaco del reloj.

En cuanto al costo… Pues el nuevo juguete costará USD 349 dólares en Estados Unidos, y no estará disponible sino hasta inicios del 2015. Durante la presentación no se anunció una fecha exacta, solo se dio el detalle de que no estará disponible durante este año.

¿Y los teléfonos?

La primera mitad de la presentación de Apple se centró en los dos nuevos iPhone, el 6 y el 6 Plus. La primera sorpresa fue el tamaño de los dispositivos, ya que son más grandes que cualquiera de sus predecesores.

La pantalla de los iPhone 4 y 4S tiene una pantalla de 3,5 pulgadas (8,8 centímetros) y la de los iPhone 5, 5C y 5S tiene 4 pulgadas de pantalla (casi 10 centímetros). En la nueva generación, la pantalla será de 4,7 pulgadas en el caso del iPhone 6 (unos 12 centímetros) y de 5,5 pulgadas en el iPhone 6 Plus (unos 14 centímetros).

En cuanto al grosor del teléfono, el iPhone 6 mide 0,96 centímetros, y el 6 plus mide 0,71 centímetros. Y por resolución de pantalla, tenemos que el 6 tiene 1 334 x 750 pixeles, mientas que el 6 Plus es de 1 920 por 1 080 (es decir, prácticamente la misma resolución de una TV Full HD).

Las mejoras en los teléfonos eran las de esperarse: mejor procesador (A8 con arquitectura de 64 bits, y un coprocesador M8 para movimiento), mayor capacidad de almacenamiento (hasta 128 GB), mejoras en la cámara de fotos y en el rendimiento de la batería. También la pantalla ahora es denominada Retina HD, debido a su alta capacidad de resolución.

Al menos dos anuncios llaman la atención de entre tantos: el primero es la capacidad de los nuevos teléfonos para realizar llamadas de Voz sobre LTE, lo que permitiría llamadas mucho más claras, ya que estas se transmitirán por redes 4G.

El segundo es Apple Pay, un nuevo sistema de pagos por medio del teléfono, que integrará a diferentes dispositivos para establecer transacciones, por medio del uso del reloj y del Touch ID, permitiendo a los usuarios, literalmente, pagar por medio del uso de su huella digital.

Este entorno de manejo de dinero es algo que definitivamente moverá el mercado; sin embargo, en este caso, definitivamente la tecnología está avanzando mucho más rápido que los entornos regulatorios de la mayoría de países, por lo que habrá que esperar un buen tiempo para ver cómo negocios locales pudieran implementar este tipo de entornos.

El costo de los nuevos teléfonos también es algo que sorprende. Históricamente el precio de los nuevos teléfonos de Apple ha partido de una base de USD 200 con un plan en Estados Unidos. En esta ocasión, el iPhone 6 se vende desde USD 200 (no hay cambios ahí) y el 6 Plus de 16 GB parte desde USD 350.

Si algo nos ha enseñado la historia del iPhone en Ecuador, es que desde su anuncio en Estados Unidos, las operadoras locales han tardado un promedio de 6 meses en traer los teléfonos. Esta probablemente no sea la excepción.

Ahora, la gran incógnita en Ecuador será la del costo del teléfono. Teniendo en cuenta las restricciones de importaciones y el factor de ganancia de quienes están autorizados a importar los teléfonos, es de esperar que el precio de estos teléfonos en el país sea prácticamente el mismo de una laptop. Incluso, hasta mayor.