Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.
Alejandro Ribadeneira
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.
  • Alejandro Ribadeneira 03 enero 2012
    La camiseta rosada
    La camiseta rosada de Barcelona que se colgó en la página web de Marathon Sports, además de generar el enfado de ciertos dirigentes e hinchas amarillos (y las sonoras carcajadas del resto), debe servir para unas reflexiones. 1. Armar un escándalo por esa inocentada es una exageración de fundamentalismo islámico. Las camisetas son eso, solo camisetas, trapos para sudar; no son símbolos patrios ni nada parecido. Hay que ser demasiado extraviado en los valores para pedir juicios por una broma, y peor con el argumento de que “con el ‘Ídolo’ no se juega”. ¿Y quién va a juzgar eso?, ¿un ayatollah? Maduremos, por favor, que ya cambiamos de año. 2. Lo que debería enojar a esos hinchas, lo que debería conmoverlos hasta los tuétanos, es el motivo de la ‘fiesta rosa’: Barcelona cumplirá 15 años sin títulos, un período demasiado largo para un club del linaje que tiene el cuadro torero. Más que reclamar por la camiseta rosada, se deberían pedir cuentas a los dirigentes que en estos años destruyeron
    Ver Más
  • 26 diciembre 2011
    Testamento: la herencia del 2011
    El año ya está moribundo, pero no puede estirar la pata sin dejar las herencias a sus hijitos, que este año han realizado grandes méritos para merecer este testamento: A D. Quito, más bien le retiro uno de sus dos corazones: que se quede el que usa para vivir y preste el que usa para sufrir al Auquitas. El ‘Papá’ lo necesita más. A Liga de Quito, una panera para guardar el pan que no alcanzó en la Sudamericana y el pedazo de no entrar a la Libertadores. A Luis Zubeldía, un palco en todos los estadios para mirar los partidos cuando lo expulsen de nuevo. A Emelec, un DT que no lo abandone para irse a un ‘equipo más grande’. A Marcelo Elizaga, la vitrina en que Emelec pensaba guardar los títulos del 2010 y del 2011. A Sixto Vizuete, un DVD con los goles que el ‘vago’ de Polo Carrera hizo sin entrenarse como es debido. A la Selección panamericana de Ecuador, una foto de Gaibor, Erazo, Martínez y el resto de estrellas que no tuvieron permiso para defender en Guadalajara la medalla de oro. A
    Ver Más
  • 19 diciembre 2011
    El Quito y los dos corazones
    Ya no es tan cierto que los hinchas de Deportivo Quito tienen dos corazones, uno para vivir y otro para sufrir, porque el sufrimiento de no ganar nada ya no existe para los azulgranas. Ese corazón sufrido pueden prestárselo a los auquistas, que lo necesitan mucho más. Este año, el Quito conquistó el título más fácil de su historia, a pesar de los momentos de tensión por la salida del entrenador Fabián Bustos. Aun así, nunca bajó del tercer lugar. Su ventaja en la acumulada fue contundente. Tuvo una histórica racha de victorias consecutivas. Jamás perdió con Emelec, el finalista, en todo el año. Su plantilla fue base de la Tricolor este año. Llegó a la final con tres fechas de anticipación. Y fue el mejor en las dos finales, con un gol por partido, aunque quizás el duelo del Atahualpa no fue tan brillante como el del Capwell. También es cierto que el Quito, además de su estupendo desempeño en la cancha y en las gestiones administrativas, tuvo rivales anémicos. Esta vez Liga de Quito fue
    Ver Más
  • 14 diciembre 2011
    ¿Liga es un Lada viejo?
    La derrota por 3-0 de Liga en Santiago ante la arrolladora Universidad de Chile merece unas reflexiones. 1. No pasó casi nada fuera de lo previsto, pues Liga no llegó a esta final en su mejor momento. El rival golpeó rápidamente con un tanto de camerino y luego remató la goleada cuando los albos quedaron con 10 hombres. Liga no tenía fondo físico para la remontada y se llevó de regreso tres goles y un horrible global de 4-0. En realidad, era un guión muy avisado. Liga se limitó al shopping en los malls de Santiago y ha resistir. 2. Otra vez, Liga pierde en una final por tres goles de diferencia en el exterior. Por entrega no puede recriminarse, pero siempre pasa algo que desata el desastre. Esta vez, el defensa Jorge Guagua vio la roja en una jugada innecesaria. Una vez más, este defensa demuestra por qué, a pesar de su talento, jamás pudo ser el reemplazo de Iván Hurtado. Pero, más allá de este ejemplo, es obvio que Liga necesita un recambio. Algunos jugadores parecen Lada viejo y un
    Ver Más
  • 09 diciembre 2011
    Las reflexiones que deja la derrota de Liga ante la U de Chile
    1. Por actitud no puede recriminarse nada al plantel de Liga. El equipo lo dejó todo pero, una vez más, queda demostrado que la mera fuerza de voluntad no basta para ganar un cotejo cuando el rival es, a todas luces, superior en casi todos los aspectos. El famoso factor H es un mito para los hinchas que se limitan a ver el fútbol como un deporte hormonal. No es así, aunque Liga nunca ha sido favorito en las finales internacionales y terminó ganando cuatro. No las ganó con factor H, sino con táctica, desempeño físico e inteligencia. Con todo, Liga hereda a sus hinchas una marca de cuatro años de finales internacionales consecutivas que deja un listón sumamente alto para los demás clubes del país. Liga es la única entidad –y eso debería generar una profunda reflexión en la dirigencia nacional- que ha tenido la infraestructura, el presupuesto y la osadía de hacer campaña en el exterior con un reconocido éxito, al punto de haber sido considerado el mejor equipo de Sudamérica. Ni la Selecci
    Ver Más
  • 30 noviembre 2011
    Lecciones de la nueva final de Liga de Quito
    1. Liga salva el año. Por supuesto, qué mejor manera de salvar una temporada, que se inició de manera decepcionante, con jugar una final internacional, para aumentar aún más la incontestable paternidad de la U sobre el resto de clubes ecuatorianos en el ámbito internacional. ¡Cuatro años consecutivos de finales en el exterior! Y si encima obtiene la quinta estrella dorada, ¡puf! ¡Qué vara tan alta para las próximas generaciones! Liga ya pasó a ser un equipo legendario de América.
    Ver Más
  • Alejandro Ribadeneira 28 noviembre 2011
    ¡Pobre Auquitas!
    Aucas dio este año otro paso más en su obstinada vocación autodestructiva. Pocos clubes se han esmerado tanto en dinamitarse, en sacarse sus propios ojos, en hacerlo todo soberanamente mal como el Auquitas, que ha dejado una lección para todos: no importa lo mal que estés, ¡siempre puedes estar peor! Este año, además de los habituales desatinos de la dirigencia, el entrenador y los jugadores de turno, se caracterizó por un peligroso nivel de violencia generado desde un grupo de barristas, cuyos miembros cada fin de semana pulieron sus dotes de insultadores. Claro que el hincha tiene derecho a enojarse y reclamar desde la tribuna; pero lo de Aucas fue sospechosamente sistemático y agresivo, desestabilizador, indigno de un club deportivo con tanta tradición y que se considera Patrimonio Cultural. El vergonzoso escándalo en Chillogallo, con un jugador con la cabeza rota y los jugadores correteados como delincuentes, evidencia un proceso de putrefacción que debería detenerse ya. ¿Aucas tie
    Ver Más
  • 18 noviembre 2011
    Liga de Quito casi salvó el año
    La gesta de Liga de Quito en Asunción es el bálsamo perfecto que la U necesitaba para disimular su mal año. En realidad, el cotejo con Libertad resume casi con fidelidad la temporada de los azucenas: un primer tiempo anodino, sin posesión del balón ni vocación ofensiva; un segundo tiempo con una actitud renovada pero con un gol en contra por una desconcentración, y un cierre épico, gracias a la incontestable jerarquía de los pupilos de Bauza en los penales, ‘Dida’ incluido. Estamos en la fase heroica.
    Ver Más
  • 15 noviembre 2011
    5 lecciones del triunfo de Ecuador sobre Perú
    La victoria de la Tricolor sobre la selección peruana deja estas lecciones: 1. Ecuador no fue contundente ante un rival que se escondió. En el balance general, sin el Salve oh Patria como banda sonora, sin distracciones patrióticas que nublen el análisis, el conjunto tricolor apenas generó jugadas de real peligro. Lo bueno fue que esta vez hubo mejor definición y el ataque ganó mucho más con Christian Benítez que con Félix Borja desde el inicio. Ecuador propuso mucho más que el rival y mereció los tres puntos; pero careció de profundidad y ene l primer tiempo apenas hubo desborde. Luis Saritama jugó peor que en duelo de Asunción. La defensa trasmitió mucho nerviosismo en los pocos momentos en que atacó la visita. El equipo aún no encuentra su estado ideal, aunque lo que sí ha recuperado es la actitud. 2. Christian Benítez dio paso a su habitual irresponsabilidad. Otra vez, sin pensar en el equipo, festejó su gol sacándose la camiseta para mostrar la foto de sus parientes. Ese acto de v
    Ver Más