Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.
Alejandro Ribadeneira
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.

El 'Bolillo' Gómez, ¿al todo o nada con la Tricolor?

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 9
Contento 4
Lunes 20 de mayo 2019

Hernán Darío Gómez nunca deja de sorprender y la nómina para los próximos amistosos y la Copa América, como es habitual, puede tomarse como una colección de sus excentricidades, aunque en este caso no ha sucumbido (tanto) a la demagogia.

No están ni Anderson Julio ni Fidel Martínez ni el ‘Cuco’ Angulo, tres jugadores claves en sus equipos, los más populares del país y que gozan de una enorme prensa a su favor. Y sigue llamando a Carlos Gruezo, que debe tener el mejor agente de la historia del fútbol, a pesar de que cada vez que juega en la Tricolor pasa más desapercibido que las película que hace Adam Sandler en Netflix.

Hacen mal, en todo caso, los que siguen subestimando al ‘Bolillo’, quien ha confeccionado una convocatoria que se antoja como una declaración de que no hay medias tintas: o le va espectacularmente bien o se dará un suelazo de esos que él mismo califica como “sacatécnicos”.

Aunque es obvia la intención esencial: construir un equipo que arranque bien las eliminatorias y que pueda sostenerse en el tiempo, con la mira en Qatar. Si vamos nombre por nombre, habrá reparos y podríamos quedarnos días y días hablando de cada  uno. ¿Es sensato llevar a Quintero, un imán de tarjetas rojas? ¿Es fiable Chicaiza, volante para el cambio, en lugar de gente consolidada en el exterior como Cazares o Sornoza? ¿Es justo (aunque la justicia acá es relativa) que un arquero como Dreer no sea tomado en cuenta por su condición de naturalizado pero que sí esté Domínguez, que pasa en la banca? Y podríamos seguir, uno por uno.

Quizás el ‘Bolillo’, antes que en la individualidad, está pensando en la maquinaria completa, en que las piezas estén acomodadas para una intencionalidad táctica en la que no hay estrellas pero sí nombres importantes, como Enner Valencia y Ángel Mena. Incluso Antonio Valencia tiene una función, que 'Bolillo' la prevé como volante y no como lateral. 

El Bolillo, como se aprecia, se va al todo o nada.