Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.
Alejandro Ribadeneira
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.

El 1x1 de Ecuador en su mala presentación contra México

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 20
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 17
Lunes 10 de junio 2019

Estas son las calificaciones para los jugadores y el cuerpo técnico de Ecuador, tras la dura derrota de 3-2 en el amistoso ante México:

Máximo Banguera, 5/10
Una actuación sin mayor brillo. Queda la impresión de que estuvo muy lento en el primer gol de México y que pudo hacer algo más en el tiro libre del segundo. No tuvo nada qué hacer en el tercer tanto. Eso sí, su saque es prácticamente un pase ofensivo, algo que no tienen como plus los demás arqueros que le disputan el puesto.

José Quintero, 3/10
Estuvo taponado, sin espacio y sin energía. Su capacidad para conectarse con sus compañeros era la misma que tiene una pareja recién divorciada.

Arturo Mina, 3/10
Fue un central paradójico: defendió con desacierto, pero generó peligro con su golpe de cabeza. En todo caso, por sus movimientos asustó más a sus compañeros que los rivales.

Robert Arboleda, 3/10
Formó parte de la coladera general que fue Ecuador, sobre todo en el primer tiempo. Y también formó parte de la tendencia de fallar en la salida. Un pobre aporte.

Beder Caicedo, 4/10
Jugó como volante pero se desaprovechó la velocidad que exhibe cuando es lateral y jamás aportó para la salida del equipo. Luego se desempeñó como 5, por lo cual dieron ganas de apagar la luz y salir de la habitación. Intentó disparar y creó algo de peligro, y en general mostró entrega.

Carlos Gruezo, 1/10
​Todavía no existe una razón para que este jugador sea titular. No acierta los pases. No marca. Solo recupera el balón mediante la falta. Verlo en la cancha es ver a un niño extraviado en el supermercado, buscando a sus padres. Jonathan dos Santos y Chapito Montes lo llevaron de la mano. Es terrible, porque ‘Bolillo’ armó un equipo defensivo que depende sobre todo de su jugador 5. Sí, apaguemos la luz.

Jefferson Intriago, 0/10
Si su pase al fútbol mexicano dependiera de este cotejo, pues lo más razonable es que la transacción seria anulada. Falló en el primer gol y en el tercero, y también tuvo responsabilidad en el segundo. La pelota le rebotaba. Saltaba tarde. Se resbalaba. En Tigres deben estar preocupados.

Jhegson Méndez, 1/10
¿Jugó?

Renato Ibarra, 5/10
Realizó algunos pases a los delanteros, pero nadie los aprovechó. Así no se puede.

Ayrton Preciado, 5/10
Su primer gol con Ecuador, tras once cotejos, debe motivarlo para seguir mejorando. Luchó pero se contagió de la descoordinación general de un equipo que apenas se muestra en lo colectivo.

Enner Valencia, 3/10
Esta vez, ‘Superman’ no salvó al ‘Bolillo’. Le llegaron balones, pero los defensas lo cerraron y lo anularon. De todos modos, es de los mejores que Ecuador tiene en la delantera.

Ángel Mena, 7/10
Está en un maravilloso momento personal e intentó demostrarlo ante México, cuando entró para el segundo tiempo. Estupendo gol de tiro libre y gran centro para el gol de Preciado. De los pocos que sale bien librado del pésimo análisis colectivo.

Antonio Valencia, 4/10
Ayudó para que Ecuador salga de la frialdad defensiva, pero su empuje no bastó para descongelar ese iceberg que puso el Bolillo.

Sin nota:
Jefferson Orejuela (entró para la segunda parte pero se fue lesionado tempraneramente), Pedro Velasco, Cristian Ramírez y Romario Ibarra.

Hernán Darío Gómez, 2/10
El experimento del equipo defensivo se vino abajo, básicamente porque se nota la falta de ensayo o, mejor dicho, de improvisación. No hay juego colectivo y se depende demasiado de las individualidades, como si Ecuador estuviera jugando en los años 80. México pudo irse al descanso con una ventaja de escándalo pero eso no ocurrió por los errores de definición de los jugadores del ‘Tata’ Martino. Los cambios de la segunda parte mejoraron la cara de Ecuador, pero el rendimiento global está lejos de ser el ideal.