El guapo de la barra

Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.

Alejandro Ribadeneira

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.

El ‘Kitu’ Díaz y su verdadero aporte a la Tricolor

Damián Díaz (núm. 17), junto a Luis León y Leonel Quiñónez. Foto: FEF

Damián Díaz (núm. 17), junto a Luis León y Leonel Quiñónez. Foto: FEF

Los fans de Damián Díaz por fin se dieron el gusto de verlo en la Tricolor. El ‘Kitu’ se puso la camiseta de todos, mostró un par de destellos del talento que posee, casi marca un gol y se entendió con Gonzalo Plata.

Fue un día memorable, más para el barcelonismo que para la Selección. Si alguien hubiera puesto a la venta camisetas de la Tri con el dorsal del ‘Kitu’, se habrían agotado.Ya en frío, no queda claro cuál será el papel de Díaz en la Tricolor en el futuro, pues es notable que este volante, uno de los pocos 10 puros que quedan, carece de los arrestos para jugar 90 minutos en cotejos de eliminatorias. Porque una cosa es un amistosos con esta calamitosa Bolivia que es Martins y 10 más, y otra cosa es jugar con equipos más fuertes y de presión intensa. Con Díaz en cancha, Bolivia atacó e hizo un gol porque se perdió marca en la mitad del campo.

Sería un enorme error que la proyección de la Tricolor dependiera de un jugador de 20 minutos y que no tiene la edad para llegar al final del proceso. Y como esto suena poco práctico, por no decir demencial, es poco probable que veamos al ‘Kitu’ en los planteamientos titulares en los partidos por los puntos.

Eso pudo verse unos días después, cuando Barcelona recibió a Independiente del Valle, ya por la Serie A, y el ‘Kitu’ no apareció. 

También ha sido significativo que esta convocatoria haya polarizado a los medios y a los hinchas, pues se supone que el actual proceso no llama a las vedettes sino que se basa, al menos en teoría, en una nueva camada de jugadores con el liderazgo de ciertos veteranos muy definidos, como ‘Dida’ y Noboa.

Se verá si el ‘Kitu’ alcanza a ser parte de estos veteranos y si le alcanza el combustible.

Esto no quiere decir, sin embargo, que el entrenador Gustavo Alfaro deba descartar a los nacionalizados para dar prioridad a los nacidos en el país. Su trabajo es poner a Ecuador en Catar usando todos los recursos deportivos disponibles. No es culpa suya que muchos clubes hayan fracasado en fomentar a los jugadores de sus canteras y hayan recurrido a las nacionalizaciones para alcanzar metas cortoplacistas. Así que, si hay un ecuatoriano con papeles en regla disponible y realmente ofrece algo a la Selección, pues hay que usarlo.

Damián Díaz (núm. 17), junto a Luis León y Leonel Quiñónez. Foto: FEF