Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

Seguro de Desempleo

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3
Lunes 21 de septiembre 2020

La decisión tomada la semana pasada por el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para cubrir los décimos de los jubilados, un beneficio que se venía entregando sin el respectivo financiamiento, deja tres cabos sueltos. La entidad resolvió bajar el aporte que los afiliados entregan mensualmente al Seguro de Desempleo en un 0,5% para pasarlo al Seguro de Pensiones desde enero del siguiente año.

Un primer aspecto a considerar es que la medida se queda demasiado corta, ya que ni siquiera cubre todo lo que se requiere para cubrir los décimos. El IESS necesita unos USD 500 millones al año para cancelar los décimos de los pensionistas, pero con la redistribución de aportes solo se financian USD 120 millones de ese monto.

La medida se toma para dar respuesta a un pedido de la Corte Constitucional, que observó la forma de financiamiento para esos beneficios. Ese fallo abrió la puerta para discutir nuevamente la situación del Seguro y buscar medidas que hagan sostenible al sistema. Pero nuevamente el tema se pospuso, en medio de grandes necesidades de liquidez de la entidad.

En total, el Seguro necesita USD 1 500 millones para cubrir las pensiones este año (incluidos los décimos). Si el IESS no llega a un acuerdo para que el Fisco se ponga al día en el pago del aporte que debe hacer para pensiones, el Seguro seguirá tomando de sus ahorros para financiar las prestaciones, afectando su sostenibilidad futura.

Finalmente, es necesario que el IESS publique el estudio actuarial que sostiene la redistribución de aportes. Según las autoridades, el Seguro de Desempleo tiene superávit a 40 años, por lo que la reducción de la prima no afecta este beneficio. Pero se deben considerar las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que apuntan, más bien, a fortalecer los subsidios por desempleo en medio de la caída de los indicadores laborales. Hasta mayo pasado, el Ecuador registraba a un millón de desempleados.