Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

El 2020 arrancará con poca liquidez

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 11
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Lunes 02 de diciembre 2019

Enero será un mes de poca liquidez. Faltará dinero y eso se evidencia en la última emisión de bonos internos. Los recursos, según Finanzas, se usarán para renovar obligaciones con tenedores privados y públicos, incluido el Iess. Se pateará la pelota hacia adelante.

Además, a diferencia de otros años, será muy difícil conseguir financiamiento externo en buenas condiciones por el aumento del riesgo país. El viernes el indicador cerró en 1 146 puntos, lo que hace inviable la emisión de deuda externa, ya que la tasa superaría el 13%, tres veces más que el costo que paga Colombia cuando emite deuda (4%).

El indicador trepó luego de que la Asamblea rechazará la ley de crecimiento económico el pasado 17 de noviembre, un extenso proyecto de ley, con más de 404 artículos y 22 leyes, que buscaban reformar hasta temas educativos. El organismo no entendió la importancia de la parte fiscal del proyecto y al Ejecutivo le faltó estrategia política.

Para dar algo de certeza a los inversionistas se requiere que se apruebe la nueva reforma económica. La norma, que busca USD 600 millones, podría inyectar algo de liquidez al Fisco.

Los recursos son claves más cuando la focalización de subsidios está retrasada.

Algo ayudará al Fisco la emisión realizada en estos días, pero no es suficiente para cumplir con el programa del Gobierno que busca ir equilibrando las cuentas públicas.

El Ejecutivo esperaba cerrar este año con USD 4 600 millones de reservas, pero a todas luces no se cumplirá. Si bien la posición de este indicador mejoró en estos meses es de prever que se debilite en diciembre debido a que se deben cumplir los pagos del décimo a la burocracia, de salarios y de deuda.

Los recursos que se esperaban del FMI, unos USD 500 millones, tampoco han llegado hasta ahora porque el país no pudo cumplir con las metas. Así como van las cosas y si la ley económica no se aprueba, el Gobierno no tendrá otra opción que incrementar los despidos de funcionarios desde el siguiente año.