Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

El trabajo después del 2020

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 37
Sorprendido 0
Contento 2
Lunes 28 de diciembre 2020

La pandemia asestó un duro golpe al mercado laboral este 2020. La Organización Mundial del Trabajo (OIT) advirtió, en un reciente informe, que en los últimos 10 meses los mercados de trabajo de la región retrocedieron, al menos, 10 años y que la crisis está lejos determinar.

En septiembre casi 523 000 personas se encontraban sin empleo en el país. Aunque el número es menor al millón de desempleados que había en junio, la cifra sigue siendo alta frente a diciembre del 2019.

Otra proporción de la población afrontó suspensiones o reducciones de la jornada y, con ello, una caída de sus ingresos. La informalidad también subió. La crisis sanitaria impactó especialmente en los indicadores laborales de mujeres y jóvenes.

La pandemia llevó a empresas e instituciones públicas a digitalizar sus ventas y a implementar el teletrabajo, que trajeron nuevos desafíos, especialmente para los trabajadores de bajos ingresos y sin acceso a tecnología. Las mipymes necesitan acceder a financiamiento y capacitación para dar ese salto tecnológico.

Los cambios tecnológicos y la automatización en las empresas se aceleraron, lo cual impactó también en la formación de los trabajadores. Según el Foro Económico Mundial, en el nuevo escenario, la mitad de los actuales trabajadores necesitará volver a capacitarse en los próximos cinco años. Las herramientas digitales de enseñanza ofrecen una oportunidad para lograr este objetivo.

Uno de los grandes retos del 2021 será generar oportunidades para los trabajadores que aún no consiguen un empleo o para quienes están en la informalidad. Para la economía ecuatoriana, el escenario del 2021 es más retador que el de sus pares de la región. Empresas, consumidores y trabajadores han hecho un enorme esfuerzo este año para empujar la economía y todo hace prever que el siguiente año seguirán cargando con ese esfuerzo, dado que el Gobierno aún enfrentará dificultades fiscales y deberá seguir concentrándose en la población vulnerable.