Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

Un ‘despiste’ millonario

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 30
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Lunes 27 de mayo 2019

Las derogatorias novena y décima de la Ley del Adulto Mayor, vigente desde el 9 de mayo, eliminan de un plumazo dos normas tributarias y, con ellas, importantes recursos para el Fisco y facultades de control del SRI relacionadas con los paraísos fiscales.

Se trata de la Ley Orgánica de Incentivos a la Producción y Prevención del Fraude Fiscal (diciembre 2014), y la Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas (abril 2016). Ambas quedarían sin efecto por lo que la Asamblea llama “un error”. Su respuesta es inaudita considerando que más de 140 artículos tributarios, de ambas leyes, quedan en el aire luego de una amplia revisión.

Ramiro Rivadeneira, exdefensor del Pueblo, propuso la Ley del Adulto Mayor, pero las disposiciones derogatorias de los dos cuerpos tributarios se introdujeron en el texto para segundo debate. No está claro de quién fue la iniciativa. La Asamblea aprobó el texto. En el veto del Ejecutivo no hubo observación a las dos derogatorias. Hasta la Corte Constitucional revisó el documento y tampoco hizo comentarios.

¿Alguien en el Legislativo intenta derogar artículos sumamente importantes para la transparencia y el control de paraísos fiscales? Es algo difícil de responder, pero lo cierto es que existe una seria amenaza para volver a un régimen de opacidad tributaria.

La recaudación también podría afectarse. Un ejemplo es el impuesto a la venta ocasional de inmuebles, acciones y participaciones, creado por la Ley de Incentivos. Este cobro ya no regiría. La Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas elevó el ICE para cigarrillos, cervezas, gravó a las gaseosas y bebidas energizantes, etc. Con esos nuevos impuestos, el Fisco estimaba en el 2016 un impacto anual en la recaudación de USD 335 millones.

El estatus legal de las normas es incierto. La propuesta de algunos legisladores de publicar una fe de erratas puede no ser una solución adecuada. Es importante que la Asamblea analice con la seriedad del caso el tema y dé una salida sólida al problema generado.