Un espacio para hablar de los resquicios que dan cabida a la violencia y ponen en riesgo los derechos fundamentales. Otros artículos del autor: http://bit.ly/dBarreto Twitter: @ECdimitri
Dimitri Barreto P.
Periodista de Ecuador. Ha cubierto los efectos del conflicto armado colombiano, la corrupción y la violencia en Ecuador. Licenciado en Comunicación, con un diplomado en la UNAM sobre cobertura del crimen organizado. Es Macroeditor Digital de EL COMERCIO

Venezolano o ecuatoriano, el crimen no tiene país

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 8
Sorprendido 0
Contento 24
Jueves 10 de enero 2019

Ecuador 1999. La Policía, en ruedas de prensa y en sus partes escritos, tenía una ‘muletilla’ para dar cuenta de capturas de sospechosos: “acento costeño”. Las fumigaciones con glifosato del Plan Colombia en la frontera borraron esa ‘muletilla’ para, en medio de una crisis humanitaria de refugiados, dar lugar a una nueva etiqueta: “colombianos”.

Sí, como si ser costeño (desde una vergonzosa visión de superioridad en Quito, Sierra) o extranjero fuese símil de delincuencia. Lo peor de la ignorancia, regionalismo y xenofobia en la autoridad, que estigmatiza, transmitidos a la sociedad.

Ecuador 2018. Millares han inmigrado de la crisis humanitaria de Venezuela, donde el sueldo básico no alcanza ni 7 dólares. ¿Que hay delitos cometidos por extranjeros? Sí, pero son aislados y no han aumentado la violencia. En Ecuador hubo 25 443 robos a personas entre enero y noviembre del 2018, menos que los 26 329 robos en igual lapso del 2017. Migrar es un acto de supervivencia.

Hay que desempolvar la memoria y la empatía. 451 143 ecuatorianos registraron su salida del país para no volver entre 1998 y el 2001, por el feriado bancario y la dolarización. Sus destinos: España, Estados Unidos, Chile... Y la diáspora no ha terminado, dos de cada 10 ecuatorianos quieren dejar el país con sus familias (Latinobarómetro 2018).

Chile 2018. En un video, hombres corren y ríen. Son ecuatorianos, imputados por el crimen de una trabajadora universitaria. Días después, otro video muestra cómo dos de ellos, sin pantalones, cabezas rapadas, rostros de pánico, piden perdón a Chile mientras reciben descargas eléctricas en una prisión. En redes, hubo mensajes que parecen un espejo: “ecuatorianos son tan lacra latinoamericana”, “reciben privilegios en lugar de dar a los pobres”.

España 2019. Un ecuatoriano fue apresado por el crimen de una mujer. El 1 de enero, cuatro ecuatorianos fueron capturados por violación en grupo a una joven de 19 años. Y no. Ecuatoriano no es sinónimo de delincuente o asesino. Señores, la xenofobia debe parar.