COLUMNAS DE OPINIÓN. Artículos de derechos humanos publicados originalmente en la página de opinión de la edición impresa de Diario EL COMERCIO.
Dimitri Barreto P.
Periodista desde 1996. Ha cubierto los efectos del conflicto armado colombiano, la corrupción y la violencia en Ecuador. Licenciado en Comunicación, con un diplomado en la UNAM sobre cobertura del crimen organizado. Macroeditor de EL COMERCIO. @ECdimitri

Los derechos vs. la fe

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 34
Sábado 15 de junio 2019

Constitución del Ecuador: Niñez. Interés superior. Desarrollo integral. Prevalencia de derechos... Esas ocho palabras forman parte de un párrafo, pero se sepultan bajo los golpes de pecho de un sector de la sociedad, que prejuzga en nombre de un dios y usa al Parlamento como instrumento de construcción normativa desde su fe, en un país con más de un siglo de laicismo.

¿Golpes de pecho? Sí. Ecuador tiene un récord vergonzoso: cada día seis niñas violadas se convierten en madres. El Código Orgánico Integral Penal considera violación la penetración carnal a menores de 14 años. La misma norma considera delito al aborto, aún por violación (excepto si la víctima tiene discapacidad mental).

Entonces, ¿dónde queda el desarrollo integral de la niñez? Es impresentable que en la Asamblea la moral individual se convierta en política pública. La violación, señores, es violencia de género, machismo, trauma irreparable. Sí, hay que castigar a los culpables. Por cierto, en Ecuador, 9 de cada 10 agresores están en la familia, en la escuela, en el barrio o en la iglesia. Lo dice la Fiscalía.

Pero es impostergable regresar a mirar a los niños y escuchar a los distintos comités de derechos humanos de Naciones Unidas que (desde los tiempos del correísmo) recomiendan al Estado despenalizar el aborto por violación, borrar esa atrocidad de castigar a las niñas que eligen ser niñas y no madres.

Constitución del Ecuador: Matrimonio. Unión. Hombre y mujer. Igualdad de derechos... Esas ocho palabras forman parte de un mismo párrafo y se aplican a raja tabla, bajo golpes de pecho, con base en una fe. Bueno, ya no tan a raja tabla, porque la Corte Constitucional ha analizado los derechos de los otros.

En Ecuador, dos parejas, Efraín y Javier y Rubén y Carlos, han demandado que les permitan casarse en el Registro Civil. La Corte ha revisado la opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, aquella que plantea (2018) que “para garantizar los derechos de las parejas del mismo sexo no es necesaria la creación de nuevas figuras jurídicas”.

¿Derechos? ¿Mismo sexo? Sí, como el matrimonio civil igualitario. Una luz contra la exclusión y discriminación, muy a pesar de la fe.