Derechos Humanos

COLUMNAS DE OPINIÓN. Artículos de derechos humanos publicados originalmente en la página de opinión de la edición impresa de Diario EL COMERCIO.

Dimitri Barreto P.

Periodista desde 1996. Ha cubierto los efectos del conflicto armado colombiano, la corrupción y la violencia en Ecuador. Licenciado en Comunicación, con un diplomado en la UNAM sobre cobertura del crimen organizado. Macroeditor de EL COMERCIO. @ECdimitri

El ‘halón de orejas’ de Unicef por el retroceso con la niñez

Una de cada cuatro niñas y niños menores de 5 años sufre desnutrición crónica; la situación es más grave para la niñez indígena: uno de cada dos menores la padece y cuatro de cada 10 presentan anemia. El indicador ha sido expuesto por Unicef, que ha desvelado un grave impacto de la pandemia covid-19 en los más vulnerables: al menos 90 000 niñas y niños han abandonado la escuela en Ecuador.

“La crisis sanitaria y económica ha tenido efectos devastadores en el bienestar de los niños”, ha dicho el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, que, por el Día del Niño, ha hecho “un llamado a las nuevas autoridades nacionales a priorizar en las necesidades más urgentes de la niñez y adolescencia”.

¿Necesidades más urgentes? ¿Efectos devastadores? En octubre del 2020 se publicó el estudio ‘El choque covid-19 en la pobreza, desigualdad y clases sociales en el Ecuador’ con datos desgarradores. Los hogares con niñas, niños y adolescentes son los más golpeados: la clase media se redujo del 25,8% (datos del 2019) al 18,7%, la ‘pobreza’ creció del 32% al 44% y la ‘pobreza extrema’ aumentó del 12,8% al 23,4%.

Según estimaciones de Unicef, al menos 3,1 millones de niñas, niños y adolescentes cayeron en ‘pobreza multidimensional‘ hasta finales del 2020. ¿Pobreza multidimensional? Sí, familias con privaciones en educación, salud, alimentación, vivienda, trabajo y protección social. Al menos seis de cada 10 niñas, niños y adolescentes en Ecuador viven ahora en situación de ‘pobreza multidimensional extrema‘, alerta el Fondo de la ONU al flamante régimen de Guillermo Lasso.

¿Niñas, niños y adolescentes? Sí. “Sus derechos prevalecerán sobre los de las demás personas”, reza en la Constitución, bajo el “principio de su interés superior”. ¿Derechos? En Ecuador, las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a la integridad física y psíquica; a su identidad; a salud integral y nutrición; a educación; a recreación; a seguridad social; a tener una familia; a participación social; al respeto de su libertad y dignidad; a ser consultados en los asuntos que les afecten… a vivir sin violencia.

Entre el 12 de marzo de 2020 y el 12 de marzo de 2021 (pandemia) se reportaron 114 287 llamadas por violencia intrafamiliar. Cada día, seis niñas menores de 14 años se convierten en madres, víctimas de violación. Unicef es específica en el llamado al Gobierno: 1. Reabrir las escuelas de manera progresiva, voluntaria y biosegura. 2. Combatir la desnutrición crónica infantil (incluida agua segura, saneamiento, vacunas). 3. Garantizar el acceso a educación sexual y reproductiva y servicios de salud. 4. Promover una infancia libre de violencia. 5. Priorizar la inversión social con énfasis en la niñez.

El país requiere una estrategia de recuperación económica enfocada en hogares con niños, dice Unicef, y sugiere una inversión adicional del 2,4% del PIB para ello. ¿Estrategia? Señores, Ecuador ha retrocedido décadas por el manejo negligente de la pandemia. En 2019 se proyectaban 10,5 años para erradicar la pobreza en hogares con niños (con un 2% de crecimiento en ingresos); ahora se necesitarán más de 27 años. ¡Desolador!