La columna se enfoca en alguno de los más importantes temas de la semana de impacto mundial y latinoamericano. Aspectos políticos y de coyuntura con fuentes de medios internacionales acreditadas. Otros artículos del autor: http://bit.ly/GnzloRuiz
Gonzalo Ruiz Álvarez
Gonzalo Ruiz Álvarez es Subdirector Adjunto de este Diario desde 2008. Ha sido articulista de opinión en EL COMERCIO desde 1991. Dirige el espacio de opinión matutino en Radio Quito y Platinum FM. Ha trabajado en radio y TV desde 1978.

Trump avaló toma del Capitolio; Biden se fortalece

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 29
Triste 3
Indiferente 96
Sorprendido 3
Contento 4
Domingo 10 de enero 2021

Una herida brutal sufrió la democracia norteamericana con una turba que irrumpió en el Capitolo, símbolo de una democracia que muchos han tomado como modélica.

El anuncio de los partidarios de Donald Trump, que se negaba a aceptar su derrota en las urnas, fue el anticipo de un acto salvaje y violento que dejó personas muertas , heridos y destrozos, y mostró, sobre todo, que el respeto al estado de derecho se vulneró.

La campaña presidencial estuvo jalonada de desaires, frases altisonantes, llamados a los grupos racistas extremistas por parte de un Presidente que, si bien manejó por tres años la economía en términos estables, no supo admitir que las elecciones en democracia se ganan y se pierden. Trump no va a asistir a la toma de posesión de Joseph Biden. Dice que volverá a intentar un segundo mandato. Su violencia verbal ha dividido a su país polarizando hasta la insensatez.

Es verdad que ese modelo democrático no siempre ha sido ejemplar cuando del respeto a la soberanía de otros países se ha tratado. Las incursiones bélicas, la inopinada imagen de gendarme de la paz mundial no ha dejado bien a Estados Unidos.

Pero al propiciar la estabilidad en zonas donde ha imperado el terrorismo y los regímenes autoritarios fue apoyada por millones de personas, una condición indispensable es la consecuencia de ideas y actos.

Estados Unidos probó por primera vez en este año y en medio de la pandemia del desate de las protestas populares luego de los cobardes asesinatos de personas por temas raciales y abuso policial. Un tema que la sociedad norteamericana debiera debatir y corregir.

Otro aspecto que se pone en la palestra es el rol de Estados Unidos cuando en Latinoamérica hay actos violentos como la toma reciente del Congreso en Guatemala, la enardecida protesta social en Bolivia, el abuso y la represión de la tiranía venezolana, la protesta social masiva y violenta en Chile o los episodios violentos de octubre en Ecuador. Algo pasa y no lo podemos entender, procesar y contener.