La columna se enfoca en alguno de los más importantes temas de la semana de impacto mundial y latinoamericano. Aspectos políticos y de coyuntura con fuentes de medios internacionales acreditadas. Otros artículos del autor: http://bit.ly/GnzloRuiz
Gonzalo Ruiz Álvarez
Gonzalo Ruiz Álvarez es Subdirector Adjunto de este Diario desde 2008. Ha sido articulista de opinión en EL COMERCIO desde 1991. Dirige el espacio de opinión matutino en Radio Quito y Platinum FM. Ha trabajado en radio y TV desde 1978.

De mujer a mujer en la Democracia Cristiana de Alemania

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Domingo 09 de diciembre 2018

Annegret Kramp-Karrenbauer se erigió como sucesora de Ángela Merkel al frente de UDC, La Unión Demócrata Cristiana de Alemania.

Se la considerada como casi segura Canciller de esa nación, el cargo político más importante en el Régimen parlamentario que prima en el país germano. Aunque el mandato de la señora Merkel se prolongará hasta 2021, siempre y cuando las relaciones con su sucesora en la UDC sean llevaderas

Kramp-Karrenbauer o AKK, como ya la llaman, es, según varios comentarios de la prensa mundial, una persona con un perfil muy parecido a quien lidera Alemania y su partido. Una vocación por el análisis, la planificación y la frialdad para manejar una situación política – si se llega a ratificar como canciller – donde la post crisis económica pesará tanto como otros temas distintos: el fenómeno migratorio que atañe a todo Europa pero de modo particular a Alemania y otro aspecto preocupante: el crecimiento de facciones extremas que van ganando poder desde visiones de extrema derecha en varios países y algunas con peligrosos tintes noefascistas y hasta neonazis.

Ángela Merkel ha sido considerada por varias publicaciones como la mujer más influyente del mundo.

Luego de la crisis de Portugal, España, Grecia e Irlanda, que causó revuelo en toda Europa y llegó a afectar la economía del continente, el rol de la señora Merkel y de los presidentes de Francia fue crucial para que gran barco no pierda el rumbo y ella tuvo el timón durante la tormenta (Francia hoy afronta fuertes manifestaciones).

Otro factor, más allá de los señalados de crecimiento de las facciones ultraderechistas y del fenómeno migratorio que cambian a la sociedad europea y su estructuras es aquel de la gran geopolítica planetaria, con un Putin fuerte y que incide, con la China siempre creciente y con unas relaciones de Europa con Estados Unidos tensas como se han manifestado en los foros, el tramo final de Merkel en el poder no será un camino de rosas, y acaso también marque una escuela para su sucesora en el partido y posible sucesora al frente de Alemania.