La columna se enfoca en alguno de los más importantes temas de la semana de impacto mundial y latinoamericano. Aspectos políticos y de coyuntura con fuentes de medios internacionales acreditadas. Otros artículos del autor: http://bit.ly/GnzloRuiz
Gonzalo Ruiz Álvarez
Gonzalo Ruiz Álvarez es Subdirector Adjunto de este Diario desde 2008. Ha sido articulista de opinión en EL COMERCIO desde 1991. Dirige el espacio de opinión matutino en Radio Quito y Platinum FM. Ha trabajado en radio y TV desde 1978.

Vizcarra: el insondable túnel de la muerte del Perú

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 15
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 2
Domingo 13 de septiembre 2020

Con vértigo vive el Perú estas horas políticas. El Presidente afronta la casi segura implantación de un juicio político y la destitución.

Unas escuchas telefónicas a Martín Vizcarra, que habrá que verificar, revelan pagos inadecuados a un cantante de poca monta.

¡Cuánto daño hacen los amigos del poder y las amistades y lealtades mal entendidas!

El monto de la irregularidad es insignificante, pero el hecho reflejaría que el manejo alegre de los fondos públicos sigue siendo una de los embelesos absurdos del poder.

Perú, como varios países de América Latina, se ha visto envuelto en horrendos casos de corrupción cuyo punto culminante parecía ser el caso Odebrecht. Aquella gigante y prometedora constructora de Brasil que repartió millones, se llevó al diablo a Lula, Dilma, a Jorge Glas - condenado y recluido-, y a una retahília de mandatarios peruanos.

De cuando en cuando se alude en Perú a la existencia de la vieja maldición del Inca.

Primero fue la guerra bacteriológica de exterminio que bajó de los barcos españoles y que diezmó a la población aborigen.

Desde Fujimori, que está preso y paga sus desafueros y horrores con cadena perpetua, hasta la destitución de Pedro Pablo Kuczynski, un músico afinado y un académico experto en economía de pergaminos, el tránsito del poder ha sido pedregoso.

Fujimori - el Inca japonés como le dijo el periodista Jochamowitz -, venció al terrorismo de Sendero Luminoso, se paseó sobre los cuerpos abatidos de los terroristas de Túpac Amaru en la embajada de Japón, rompió la constitución y cambió la economía. Pero compró al poder mediático y empresarial con su siniestro Vladimiro Montesinos, también tras la asombra de los barrotes.

Alejandro Toledo es perseguido por la justicia, Ollanta Humala fue detenido, PPK, cercado hasta la destitución y el ilustrado líder Alan García se propinó él mismo un tiro fatal. Ahora, en el túnel de la muerte de los misterios inescrutables del poder empieza a andar Vizcarra. La maldición Inca parece verdadera.