La columna se enfoca en alguno de los más importantes temas de la semana de impacto mundial y latinoamericano. Aspectos políticos y de coyuntura con fuentes de medios internacionales acreditadas. Otros artículos del autor: http://bit.ly/GnzloRuiz
Gonzalo Ruiz Álvarez
Gonzalo Ruiz Álvarez es Subdirector Adjunto de este Diario desde 2008. Ha sido articulista de opinión en EL COMERCIO desde 1991. Dirige el espacio de opinión matutino en Radio Quito y Platinum FM. Ha trabajado en radio y TV desde 1978.

Bukele, de la izquierda a la derecha, y al poder

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 6
Domingo 10 de febrero 2019

El Salvador tiene un joven presidente electo. Nayib Bukele entraña el desobligo de los partidos que han dominado el espectro pero viene de uno de ellos y llega al gobierno bajo la bandera de otro que tiene a su líder en prisión.

Bukele fue militante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, y así fue alcalde del pequeño poblado de nuevo Cuscatlán (de unos 6 000 habitantes) y de San Salvador, la capital. Tiene 37 años, estudió derecho y fue empresario de una agencia de publicidad de su padre. Su carrera política la empezó en el FMLN pero se fue distanciando durante su alcaldía.

El voto de una campaña atípica, lo consiguió lejos de los métodos tradicionales pero también crítico de los partidos del poder durante estos años, FMLN (la antigua guerrilla), y Arena, (a cuyos paramilitares se atribuye el asesinato del sacerdote a San Óscar Arnulfo Romero en plena misa).

Claro que los tiempos han cambiado. La guerrilla del FMLN no alcanzó el poder. La guerra civil duró 12 años y se dejó alrededor de 75 mil muertos. Un precio demasiado alto que pagaron los pobres. Las fuerzas del presidente Napoleón Duarte, de la Democracia Cristiana, nunca pudieron derrotar pese a una fuerte represión del ejército regular. Allí surgió Arena, fuerza de extrema derecha que luego, quien lo diría, una vez firmada la paz de Chapultepec (1992), alternó en el poder con el FMLN en una suerte de bipartidismo que ahora se quiebra con Bukele.

Pero Bukele, al distanciarse del Frente y ser crítico del presidente Sánchez Cerén (FMLN) –muy contemplativo de Maduro-, intentó formar su propia fuerza (Nuevas Ideas), pero fue bloqueado y no encontró mejor cosa que ser candidato de GANA, un partido que lidera el ex Presidente Antonio Saca, preso por corrupción y disidente de la derechista Arena.

¿Cómo gobernará Bukele?, difícil de advertir. El Congreso tiene 44 legisladores de Arena, 23 del FMLN y 11 de GANA. El Salvador es un país pobre, dolarizado y con miles de emigrantes. Las expectativas son inmensas, pero…