Más fondos para créditos, y ¿la tasa de interés?

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Sábado 15 de junio 2019

Hace un año, en el contexto de la aprobación de la Ley de Fomento Productivo, las autoridades económicas advertían que el siguiente paso -tras la aprobación de esa normativa- se venía una revisión de las tasas de interés, para mejorar el acceso al crédito y atender las necesidades de financiamiento del sector privado. Hace un año se dijo que la revisión de esas tasas estaría lista en diciembre del 2018, pero no pasó nada.

Un año después (es penoso ver cómo pasa el tiempo y no se toman decisiones), las autoridades retoman el análisis de este tema que pudiera flexibilizar la entrega de préstamos desde el sistema financiero y dar más pasos hacia la reactivación económica.

Si bien ahora se espera que en materia económica se tomen decisiones técnicas y no políticas, como fue durante el gobierno anterior, es imperativa una revisión de esas tasas. Tampoco se trata de ir a una liberación absoluta en la regulación, pero sí que se tome en cuenta la situación actual y la demanda del mercado. Es recurrente el pedido de emprendedores, mipymes, pymes y empresas acceder a crédito con más facilidades. Además, la fijación de la tasa de interés debe ir de la mano con el riesgo.

Más aún, ahora que la banca privada cuenta con más recursos provenientes del exterior. Los cuatro bancos más grandes, en el primer semestre, han obtenido USD 425 millones en el exterior y en su mayoría destinarán esos fondos al sector productivo.

La reforma financiera sin duda contribuirá a mejorar el acceso a créditos, pero también dotará de un marco legal que incluso puede resultar atractivo al inversionista extranjero.

Mucho se ha comentado de por qué no llegan bancos foráneos al país, más allá del tamaño del mercado y de la vigencia del impuesto a la salida de divisas. Esta puede ser la oportunidad para que nuevas entidades ingresen, se promueva la competencia, se beneficie el consumidor, se amplíe la inclusión financiera. Sin embargo, hay que tomar decisiones, no esperar un año más. Lo mismo se dijo el 2018.