Los artículos tratan sobre hecho noticiosos del ámbito de la economía, emprendimiento y la innovación. Otros artículos del autor: http://bit.ly/pMaldonado Twitter: @pedromal
Pedro Maldonado
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad del Azuay. Es periodista desde el año 2000. Colabora con el Grupo EL COMERCIO desde el 2006. Empezó en la regional Cuenca. Hoy es Editor de la Revista Líderes.

Una guerra nunca antes vista

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
Viernes 24 de mayo 2019

El planeta entero mira con detenimiento y preocupación una guerra geopolítica-comercial-tecnológica nunca antes vista. Los protagonistas de este conflicto son las economías más poderosas del mundo, Estados Unidos y China, cada una representada por un grupo de empresas, líderes en sus industrias, que han revolucionado por completo la manera en la que los seres humanos buscamos información y nos conectamos.

Este conflicto que viene escalando cada día, con anuncios de represalias y amenazas que rozan el bloqueo comercial e industrial, es un ejemplo de la cada vez mayor dependencia tecnológica que vivimos los habitantes de este planeta.

¿Se han puesto a pensar cómo sería un día sin internet? ¿Cómo se conectarían con sus lugares de trabajo, con sus familias o sus amistades si sus teléfonos inteligentes dejarán de funcionar? ¿Qué pasaría si esas pantallas negras que nos acompañan en cada momento del día y que prácticamente nos gobiernan dejaran de funcionar por un conflicto como el que estamos viendo y en el que las batallas se libran en oficinas de gobiernos y en empresas que apuestan por la innovación? ¿Nos hemos convertido en una suerte de adictos a la tecnología y recién nos damos cuenta?

Mientras buscamos respuestas a estas interrogantes tenemos que estar conscientes de que el futuro de este conflicto se decide en Washington y Pekín, en discusiones que involucran a las más altas autoridades. En esas capitales se traza, en estos días, el futuro de las telecomunicaciones, pero también se miden las fuerzas geopolíticas, comerciales y empresariales, mientras los cientos de millones de usuarios repartidos por todo el planeta esperamos el desenlace.

Una nueva forma de guerra acaba de ser patentada por Estados Unidos y China. En ésta no cuentan los misiles o los bombarderos. Las armas de hoy son la investigación, la propiedad intelectual, la innovación, la tecnología. Una batalla inédita en la historia de la Tierra.