Los artículos tratan sobre hecho noticiosos del ámbito de la economía, emprendimiento y la innovación. Otros artículos del autor: http://bit.ly/pMaldonado Twitter: @pedromal
Pedro Maldonado
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad del Azuay. Es periodista desde el año 2000. Colabora con el Grupo EL COMERCIO desde el 2006. Empezó en la regional Cuenca. Hoy es Editor de la Revista Líderes.

Mujer y empresa

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Viernes 21 de septiembre 2018

La conexión entre la mujer y la empresa empieza a generar nuevas y favorables sensaciones en Ecuador. Cada día, el tema se aborda con mayor profundidad y los foros para hablar sobre equidad de género en el desafiante mundo empresarial se repiten con mayor frecuencia, en Quito, Guayaquil, Cuenca y otras ciudades del país.

Son noticias favorables, sin duda. Más aún cuando el país y el planeta viven una ola en la que se reconoce, con justa razón, la importancia de contar con más mujeres ejecutivas, con emprendedoras que piensan en el largo plazo y que desarrollan acciones con alto impacto social.

Estos días acaba de cumplirse un foro en Quito, en el que participaron empresarias ecuatorianas que destacan dentro y fuera del país. Y hace un par de semanas otro evento se enfocó en las madres profesionales. No son hechos aislados; al contrario fueron dos muestras de que algo está ocurriendo en las empresas y en la sociedad.

Ahora, también es necesario reconocer que los retos siguen y seguirán por un largo tiempo. Empresarias y emprendedoras aplauden los espacios generados para hablar sobre la mujer y su peso en la empresa y la economía. Pero también admiten que los participantes de estos foros se repiten y que el desafío está en lograr que más gente asista, debata y aporte. Hay que salir de ese círculo para que el impacto de estas iniciativas sea mayor.

El siguiente reto es mejorar indicadores que muestran que el peso de las mujeres en altos cargos, desde gerencias hasta directorios, aún es bajo en comparación con los hombres. El tema salarial, al que algunos llaman brecha y otros equidad, es otro asunto pendiente.

Para consolidar los avances logrados y alcanzar mejores resultados aún existe bastante tarea. Y los responsables de hacer los deberes serán las mismas mujeres, pero también los líderes empresariales, las autoridades que elaboran políticas públicas en la materia, así como la sociedad ecuatoriana en su conjunto.