17 de agosto de 2020 00:00

Una vitrina para el patrimonio cultural inmaterial

La receta del Tigrillo de Zaruma recibió el certificado de Patrimonio Cultural Inmaterial el mes pasado. Foto: archivo/ EL COMERCIO y cortesía del INPC

La receta del Tigrillo de Zaruma recibió el certificado de Patrimonio Cultural Inmaterial el mes pasado. Fotos: archivo/ EL COMERCIO y cortesía del INPC

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 13
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con la receta del Tigrillo de Zaruma suman 18 los patrimonios culturales inmateriales que han recibido un certificado por parte del Ministerio de Cultura, un documento que tiene un valor simbólico, pero que ayuda a darle más visibilidad y un posicionamiento público a la manifestación cultural.

Para que un patrimonio cultural inmaterial reciba este certificado debe pasar un proceso que se inicia con la petición al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC). Esta entidad es la encargada de revisar la ficha técnica y si es necesario realizar una actualización, con visitas de campo.

Joaquín Moscoso, director del INPC, explica que uno de los requisitos indispensables para que se considere la entrega de este certificado es que la petición provenga de la sociedad y no de alguna institución pública o privada. “Lo que sí pueden hacer estas instituciones -dice- es apoyar para que se hagan investigaciones o estudios sobre ese patrimonio”.

En el caso del tigrillo de Zaruma la petición fue realizada por los miembros del Club Rotario de Zaruma. Jhansy López, alcalde de esta ciudad, cuenta que el tigrillo es parte importante de su tradición gastronómica. “Nuestras abuelas y nuestras madres lo preparaban pensando en un desayuno que le genere fuerzas a los hombres que trabajan en el campo y en el sector minero”.

En la norma aprobada por la Ley de Cultura se establece que serán reconocidos como patrimonio cultural inmaterial todas las manifestaciones que descansen en una comunidad, es decir que no dependan de ninguna institución; que se hayan transmitido de generación en generación; que esa manifestación sea representativa de la comunidad; que no violente los derechos humanos y que no atente contra los derechos de la naturaleza.

El Pase del Niño de Riobamba recibió el certificado del INPC en el 2018.

El Pase del Niño de Riobamba recibió el certificado del INPC en el 2018.

Según la lista del INPC, la comunidad que más certificados tiene es Alangasí. Esta población ubicada en el valle de Los Chillos ha conseguido el reconocimiento para tres de sus patrimonios: la Celebración de Semana Santa, el Corpus Christi y para la Fiesta San Juan Bautista de Angamarca.

Moscoso aclara que los 18 patrimonios culturales inmateriales que han recibido este certificado no están en la Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial del Ecuador, que maneja el INPC.

A esta lista solo acceden las manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial que se encuentran en estado de vulnerabilidad. “El propósito de esta lista es que tanto los gobiernos locales como el gobierno central implementen acciones inmediatas para su permanencia y así evitar su modificación y su pérdida”, añade Moscoso.

Entre los 19 patrimonios que forman parte de esta lista están la Mama Negra, el Pase del Niño Viajero, la Diablada Pillareña, o el pasillo ecuatoriano.

A criterio de López, la entrega del certificado para el Tigrillo de Zaruma tiene que servir también para que los zarumeños no olviden la preparación tradicional de este plato. “He visto que las personas cocinan el verde, pero antes se preparaba frito o asado y para amasarlo se utilizaban los cuencos de piedra”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)