28 de septiembre de 2020 21:00

Hallan característica del covid-19 que abre la puerta a nuevos tratamientos

Imagen referencial. Investigadores descubrieron en una estructura específica del covid-19 un ácido graso que favorece la entrada del virus a la célula. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Investigadores descubrieron en una estructura específica del covid-19 un ácido graso que favorece la entrada del virus a la célula. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Diario El Tiempo de Colombia

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un equipo de investigadores de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, dio a conocer el hallazgo de una molécula en una de las proyecciones proteicas (espigas) del nuevo coronavirus Sars-CoV-2 que podría ser potencialmente una buena noticia en el tratamiento para esta amenaza.

Sus descubrimientos fueron publicados en la revista Science y describen que en una estructura específica del covid-19 encontraron un ácido graso (ácido linoleico) que favorece la entrada del virus a la célula.

En concreto, a través de enlaces químicos este componente permite romper la membrana celular y penetrar su material genético al interior de las células.

El estudio explica que el ácido linoleico es un ácido graso utilizado por el virus para unirse y propagarse en las células sanas de cuerpo y que es susceptible de ser atacado por fármacos antivirales.

Este ácido graso que forma parte de la configuración del Sars-CoV-2 es una característica que podría debilitar al coronavirus, dicen los científicos de Bristol.

Según reseña el Bristol Post, el equipo encabezado por la profesora Christiane Schaffitzel e Imre Berger, del Centro Max Planck, a corto plazo su descubrimiento podría conducir a un mejor tratamiento del covid-19 y a largo plazo podría significar que pueden evitar que el virus sea infeccioso por completo y “detener el virus en seco” utilizando el propio ácido linoleico.

Sin embargo, el sentido del hallazgo de los investigadores de Bristol no es nuevo, sino que forma parte de otros elementos ya descubiertos que podrían disminuir la agresividad del virus en términos de infección.

Expertos le explicaron a EL TIEMPO que desde la aparición del nuevo coronavirus se han encontrado diversos componentes estructurales que se usan como base para desarrollar anticuerpos y permiten pensar en alternativas terapéuticas.

Hace pocas semanas, científicos de la Universidad Northwestern (Estados Unidos) también habían anunciado el hallazgo de “un punto débil” con el que se podría atacar el coronavirus antes de que ingrese al cuerpo. Este llamado punto débil estaba en las proteínas que potencialmente podían ser bloqueadas.

Meses atrás, Ke Wang, junto con colegas de la Cuarta Universidad Médica Militar en Xi‘an, describió que el Sars-CoV-2 puede unirse a la proteína CD147. Una vez notaron esta característica, los investigadores bloquearon dicha proteína, logrando detener la propagación del virus en el cultivo celular.

Es clave decir, finalmente, que estas son solo pistas y se necesitan investigaciones que pueden transformar los hallazgos en realidades terapéuticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)