Un espacio para hablar del bienestar que genera la práctica del ejercicio y la alimentación saludable en nuestro día a día. Aquí no hay espacio para solo el atún y la lechuga.
Paola Gavilanes
Licenciada en Comunicación Social por la U. Central del Ecuador. Colabora con Grupo EL COMERCIO desde el 2007. Trabajó en la sección Deportes, Tendencias y Construir. Ahora escribe sobre BIENESTAR. Deportista aficionada y amante de la comida hecha en casa.

El amor también ayuda a quemar calorías

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 19
Jueves 21 de enero 2021

Si se cansaron de correr o de asistir a la clase virtual de bailoterapia, entonces es hora de multiplicar los encuentros con nuestra pareja. Sí. Así como lo leen.

Si están perdiendo el interés por el ejercicio convencional es momento de recurrir a una opción más entretenida para quemar esas calorías extras, reducir el riesgo de enfermedades como el sobrepeso y la obesidad, pero, sobre todo, para hallar ese momento de calma que nos permita encaminarnos nuevamente.

Esas calorías extras –por lo general- son producto de un plan de alimentación desequilibrado: con un exceso de productos ultraprocesados, pero también de alimentos naturales y ricos en nutrientes como los frutos secos. A mí no hay quien me detenga cuando abro la funda de nueces, almendras o de pistachos.

¿Sabían que una persona puede subir 1 kilo de masa grasa a la semana si cada día consume 1 000 calorías extras? Un donut tradicional –por ejemplo- contiene alrededor de 400.

Retomando el tema: un estudio de la Universidad de Montreal (Canadá) publicó que un hombre quema –en promedio- unas 101 calorías durante un encuentro sexual de 25 minutos. Las mujeres, en cambio, se deshacen de cerca de 70 calorías. ¿Muy poco?

¡Tranquilos! Ese número puede aumentar si se trata de una práctica más intensa y un poco más duradera. Conozco a personas que queman hasta 400 calorías, las mismas que se esfuman en una hora de indoor cycling o en una hora de trote. Obviamente, las sensaciones que producen el sexo y el ejercicio son diferentes.

Las relaciones sexuales, además de quemar calorías, fortalecen el sistema inmunológico, fundamental en tiempos de covid-19. Foto: Pexels

Las relaciones sexuales, además de quemar calorías, fortalecen el sistema inmunológico, fundamental en tiempos de covid-19. Foto: Pexels

¿Cómo saber cuántas calorías quemo? Para salir de la duda tendremos que colocarnos el reloj o la pulsera. Actualmente, hay contadores de calorías súper elegantes y con tecnología para resistir la humedad. Así que despreocúpense por el ‘look’.

Pero seamos sinceros. ¿Quién monitorea el contador luego de una práctica sexual? Que nos baste con el informe de los expertos y con saber que los encuentros con nuestras parejas, además de unirnos más, nos ayudan a liberarnos del estrés y a mantenernos saludables.

Recordemos que la falta de movimiento, además del sobrepeso, contribuye a la aparición de enfermedades como la diabetes y la depresión. Está comprobado que cuando nos ejercitamos nuestro cuerpo libera serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.

Esa también aporta calma y nos ayuda a conciliar el sueño. De ahí que luego de activarnos quedemos totalmente rendidos, otra razón por la que olvidamos revisar nuestro contador.

Me animé a escribir de este tema porque tras la llegada del virus lo único que queremos es que se terminen los días para descansar y levantarnos con la noticia de que el covid-19 desapareció. Esperando que se levanten las medidas de restricción para retornar al gimnasio, al estudio de yoga o a la clase de pilates, hemos dejado de entrenarnos en casa.

Empezamos a arrumar los discos, las pesas, la colchoneta y, aunque suene feo, también a nuestra pareja. Retomemos esos hábitos saludables por el bien de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Por cierto, una investigación de la Universidad de Wilkes, en Pensilvania (EE.UU.), demostró que mantener relaciones sexuales 1 o 2 veces por semana eleva los niveles de ciertos anticuerpos en comparación con los que lo hacen con menos frecuencia.