Los datos no dice nada por sí solos. Deben convertirse en información.

Demagogia tributaria

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Lunes 18 de enero 2021

La punta de lanza de varias propuestas de campaña para reactivar la economía es una reducción del impuesto al valor agregado (IVA). El planteamiento se lanza sin estudios ni base técnica. Es demagogia. Basta ver los datos. La pandemia por el covid-19 también afectará el escenario tributario de este año. El Fisco estima que percibirá por recaudación de impuestos USD 13 122 millones, un monto que no se veía desde el 2013.

Este 2021 será, además, el año de los reclamos tributarios. La pandemia alteró los ingresos de las familias. Los trabajadores sufrieron reducciones de salario, por lo que tributaron menos impuesto a la renta. Además, en los hogares se incrementaron los gastos de salud, pero no todos los empleadores ni trabajadores actualizaron los salarios y los gastos por lo que se pedirán reliquidaciones de lo cobrado en exceso.

No solo eso cambió. El año pasado se incrementaron las retenciones de impuesto a la renta para empresas de varios sectores de la economía, como banca, telecomunicaciones y otros. Además, 1 068 grandes contribuyentes anticiparon el pago de este tributo del 2021 y lo cancelaron el año pasado por disposición del Ejecutivo.

En resumen, la caja fiscal recibirá menos impuesto a la renta de sociedades y personas naturales, por lo que la esperanza estará puesta en el desempeño del IVA.

El nivel actual de recursos por impuestos ya solo cubre el pago de los salarios públicos, asignaciones a la seguridad social y el bono de desarrollo humano, cuando hasta el 2019 alcanzaba también para cancelar los intereses de la deuda y otros gastos.

Cada punto del IVA genera unos USD 500 millones al año. Bajar hasta cuatro puntos como se dice alegremente generaría un hueco fiscal de USD 2 000 millones a cambio de una expectativa de reactivación del consumo que ningún candidato -partícipe de esta propuesta- alcanza a cuantificar. Si hay menos ingresos y los gastos son difíciles de bajar, el Fisco recurrirá a deuda y la deuda la pagamos todos.