19 de enero de 2021 10:04

Noruega informa de 23 muertes 'asociadas' con la vacuna contra el covid-19; autoridades llaman a la calma

Noruega confirmó el 18 de enero del 2021 el deceso de 23 personas de un hogar para adultos mayores que se vacunaron contra el coronavirus. Foto: EFE.

Noruega confirmó el 18 de enero del 2021 el deceso de 23 personas de un hogar para adultos mayores que se vacunaron contra el coronavirus. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 7
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 4
Redacción Elcomercio.com

La Agencia Noruega de Medicamentos advierte que personas mayores de 80 años y enfermos terminales pueden estar en riego de sufrir efectos secundarios fatales tras vacunarse contra el coronavirus. Esto luego de que el país comunicara del registro de 23 muertes "asociadas" con la vacuna contra el covid-19 de Pfizer. 

En un comunicado de prensa, Sigurd Hortemo, médico jefe de la Agencia Noruega de Medicamentos. aseguró que "las reacciones comunes a las vacunas con ARNm, como fiebre y náuseas, pueden haber contribuido a un desenlace fatal en algunos pacientes frágiles y mayores". 

Según informa el medio Deutsche Welle, dentro de los 23 fallecidos se evaluó a 13 personas que murieron tras recibir la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNtech. "los expertos llegaron a la conclusión de que los efectos secundarios asociados con la vacuna pueden haber contribuido a reacciones graves" entre los pacientes. 

Este hecho convierte a Noruega en el primer país en lanzar advertencias sobre la vacuna contra el coronavirus fabricada por Pfizer y BioNtech. Lo hizo actualizando su guía de vacunación con consejos en los que se detalla más los riesgos que podría significar la misma para los adultos mayores y los pacientes vulnerables. 

Pfizer, que está al tanto de lo acontecido en Noruega, señaló por medio de un comunicado de prensa que trabaja, junto con BioNTech y el ente regulador de Noruega, para investigar los decesos. 

Autoridades llaman a la calma


Sin embargo, las autoridades noruegas y de otros países han hecho un llamado a la calma. La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos dieron a conocer que las reacciones alérgicas a las vacunas contra el coronavirus son relativamente raras. 

Por ello, expertos coinciden en señalar que los beneficios de la vacuna, aún con sus posibles efectos secundarios, son mayores frente a la situación sanitaria que vive el mundo debido al coronavirus SARS-CoV-2, que ha infectado a casi 100 millones de personas en el mundo y provocado 2,4 millones de decesos. 

El lunes 18 de enero del 2021, las autoridades sanitarias de Noruega aludieron que no hay pruebas de un vínculo directo entre las muertes de los adultos mayores vacunados y la dosis de Pfizer-BioNTech. 

Según la agencia Bloomberg, el director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos, Steinar Madsen, afirmó que "claramente el covid-19 es más peligroso para la mayoría de los paciente que la vacunación". Según Madsen, el deceso de los adultos mayores no hay causado alarma. 

Asimismo, dice Deutsche Welle, Camilla Stoltenberg, jefa de Instituto Noruego de Salud Pública, dijo que "es importante recordar que alrededor de 45 personas mueren cada día en las residencias de adultos mayores en Noruega, por lo que no es un hecho que represente un exceso de mortalidad o que exista una conexión casual". 

¿Qué sucede cuando personas con alto riesgo de muerte se vacunan?

En declaraciones recogidas por CNN,  Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que hasta el momento "no hay evidencia de que algún vínculo entre la vacunación y la muerte en estos pacientes vulnerables sea causal".

Según el especialista, cuando personas que tienen un alto riesgo de morir- como en el caso de los decesos registrados en Noruega- se vacunan "habrá un cierto número de muertes coincidentes que ocurrirán poco después de la vacunación". 

Evans asegura que parece ser que "el número de muertes observado no se encuentra notablemente por encima de las cifras esperadas" y si bien no hay necesidad de alarmarse "la complacencia es igualmente errónea", aseguró. 

Anthony Fauci, especialista en inmunología y el principal epidemiólogo de la Casa Blanca, dijo que es importante determinar la tasa de muerte en hogares de adultos mayores antes de poder determinar si realmente los decesos están asociados con las vacunas. 

De acuerdo con Deutsche Welle, la Agencia Noruega de Medicamentos señaló que "un promedio de 400 noruegos mueren cada semana" en hogares de adultos mayores y centros de atención a pacientes con enfermedades graves.

No por ello no se hace seguimiento a los decesos registrados en personas que se han vacunado contra el coronavirus. "Todas las muertes que ocurren durante los primeros días de la vacunación se evalúan cuidadosamente. No podemos descartar que las reacciones adversas a la vacuna que ocurren  dentro de los primeros días después de la vacunación (como fiebre y náuseas) pueden contribuir a un curso más grave y un desenlace fatal en pacientes con una enfermedad subyacente grave", avisó la agencia.

Según los CDC de Estados Unidos, de casi dos millones de personas fueron vacunadas durante un período de 10 días en diciembre solo 21 experimentaron reacciones graves. La mayoría de estas personas tenía antecedentes de alergias.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)