Así es la agenda de Encarna Alés: no hay letras; hay pequeños pictogramas que llevan actualizándose por más de 20 años por ‘Pedrito Jesús Ortega’, su nieto. Foto: Tomada de Twitter Pedro Ortega.

Así es la agenda de Encarna Alés: no hay letras; hay pequeños pictogramas que llevan actualizándose por más de 20 años por ‘Pedrito Jesús Ortega’, su nieto. Foto: Tomada de Twitter Pedro Ortega.

#VIRAL

La tierna historia de una abuela y su agenda telefónica que se volvió viral

Redacción Afull (I)

Encarna Alés no sabe leer. La situación económica de su familia linarense le permitió ir al colegio solo hasta los ocho años. Lo que sí desarrolló es un gusto por el contacto humano. Encarna habla horas de horas con sus amigos a través del teléfono y uno de sus mayores tesoros es su agenda de contactos.

Seguramente, necesitas tan solo de una lista nutrida almacenada en tu ‘smartphone’ para llamar a alguien  pero Alés, de 74 años, los localiza de una forma particular: a través de los dibujos de su nieto. 

En su agenda no hay letras; hay pequeños pictogramas que llevan actualizándose por más de 20 años por ‘Pedrito Jesús'  Ortega, su nieto. Él es el inventor del panfleto dónde saltan a la vista los dibujos de tijeras y peines, con los que su abuela entiende que es el número de su peluquera personal; o la ilustración de uno de los Tres Reyes Mayos con los que reconoce rápidamente que los dígitos corresponden al contacto de su hermano, Gaspar Alés.

Fue Ortega quien hizo público la historia el viernes 3 de agosto: “La agenda de teléfonos de mi abuela, una tarea que llevo haciendo 20 años y no la puede hacer nada más porque ella no sabe leer pero entiende perfectamente mis dibujos. Nos lo pasamos en grande actualizando la agenda”, dijo Ortega en su cuenta personal de Twitter. Hasta este martes (7 de agosto del 2018) la publicación suma más de 103 000 Me gusta y 25 000 retuits.

Él, por su parte, está representado con dos cuadernos porque su abuela lo reconoce como una persona estudiosa.

La historia enterneció rápidamente a sus seguidores y rotó a escala universal. El español, que se dedica a la comunicación corporativa, logró que el rostro de su abuela llegue a periódicos internacionales.

En redes sociales, Ortega se confiesa feliz por aplicar su carrera para impulsar el orgullo de su familia y después, publicó: “Me encanta haberme convertido en el Jefe de Prensa de mi abuela”.