Rowlette dudaba de la historia que le habían contado siempre sus padres: que era hija biológica tanto de su padre como de su madre.

Imagen referencial. Kelli Rowlette dudaba de la historia que le habían contado siempre sus padres: que era hija biológica tanto de su padre como de su madre. Foto: Pixabay

Viernes 06 de abril 2018

#paraquecaches

Una familia descubrió que el padre biológico de su hija era el doctor de la clínica de fertilidad

Redacción Afull (I)

Una doble sorpresa se llevó Kelli Rowlette, de 36 años, cuando envió una muestra de ADN al popular sitio Ancestry.com, que analiza bases de datos genéticas para encontrar los ancestros perdidos de los usuarios de la plataforma.

Rowlette dudaba de la historia que le habían contado siempre sus padres: que era hija biológica tanto de su padre como de su madre. Después de mandar su muestra de ADN al sitio de Internet, ella recibió una respuesta que, al principio, pensó que debía ser un error, asegura el diario estadounidense The Washington Post.

El test mostró que el ADN de la mujer coincidía con el de un médico que vive a más de 800 kilómetros de donde ella reside. El resultado, además, concluía que existía una relación padre-hija entre estas dos personas.

Resulta que los padres de Rowlette no le habían contado que tuvieron dificultades para concebirla, por lo cual acudieron a una clínica de fertilidad en 1979. Después de que el doctor los examinó, diagnosticó al esposo con un bajo nivel de producción y movilidad de esperma. De igual manera, la mujer fue diagnosticada con inclinación del útero, asegura el Huffington Post.

Para intentar concebir, el doctor recomendó a la pareja un tratamiento en el cual se haría una mezcla de un 85% del esperma del esposo y un 15% de parte de un donante. Estas muestras pasarían por un proceso de fecundación artificial.

El proceso fue exitoso. Sin embargo, los padres de Kelli Rowlette no esperaban que el donante del 15% de esperma fuera el mismo médico. Cuando la mujer le contó a sus progenitores, se encontraban “devastados”, aseguró a The Daily Beast.

Ahora, la familia ingresó una demanda al médico por USD 10 millones. Los cargos que alegan incluyen negligencia médica, fraude, incumplimiento de contrato y por infligir angustia emocional.

Los abogados de la familia han escuchado, además, testimonios de otros 150 pacientes preocupados por la conducta del médico. Hasta el momento, han encontrado 11 hijos biológicos más, asegura el diario británico The Guardian