Dos compuestos químicos de las cremas para el sol que protegen contra el cáncer de piel son dañinos para la vida marina. Con 14.000 toneladas al año arrojadas a los mares, son una causa central del blanqueamiento

Imagen referencial. Dos compuestos químicos de las cremas para el sol que protegen contra el cáncer de piel son dañinos para la vida marina. Con 14 000 toneladas al año arrojadas a los mares, son una causa central del blanqueamiento. Foto: Pixabay

Martes 08 de mayo 2018

#paraquecaches

O proteges tu piel o a los corales: el problema del protector solar

Infobae - Red de Noticias Albavisión

Las campañas contra el cáncer de piel han popularizado el uso de protector solar, en cantidades generosas, y repetido cada dos horas, en todas las playas del mundo. Desde 1977, con el surgimiento de productos resistentes al agua, la crema para el sol se convirtió en uno de los objetos más comunes en las vacaciones junto al mar.

Como consecuencia, cada año unas 14 000 toneladas de protector solar terminan en los arrecifes de coral del mundo, según un estudio de los Archivos de Contaminación Ambiental y Toxicología. La oxibenzona y el octinoxate, componentes de la gran mayoría de las cremas de sol, contribuyen al blanqueamiento de los corales (que ha dañado mucho la Gran Barrera de Coral) y afectan o retrasan su crecimiento.

Muchos emprendimientos turísticos han comenzado a restringir el uso de cremas con estos ingredientes y la legislatura de Hawai aprobó la prohibición de la venta de protectores solares peligrosos para los corales. Si el gobernador David Ige promulga la ley, Hawai será el primer estado en tomar una medida así contra la oxibenzona y el octinoxate. Para favorecer la transición a cremas para el sol basadas en ingredientes naturales, las actuales se podrán vender hasta 2021.

Hawai y las Islas Vírgenes son los lugares más afectados en los Estados Unidos por la gran concentración de protector solar no biodegradable en las aguas. Pero aunque hay compuestos químicos que no dañan a los corales, como el óxido de zinc o el de titanio, la industria cosmética se opone a la ley hawaiana.

El Consejo de Productos para el Cuidado Personal y la Asociación de Productos Sanitarios para Consumo dijeron que las causas "reales" del blanqueamiento de los corales son "el calentamiento global, el vertido de desechos agrícolas, las aguas residuales y la pesca indiscriminada". Sin embargo, Craig Downs, uno de los co-autores del trabajo de 2015, dijo a The New York Times que los protectores solares son un problema "más grave que el cambio climático" para los corales.

Las asociaciones empresarias advirtieron además que la oxibenzona puede prevenir el cáncer de piel, a diferencia de otros productos, y que la prohibición de Hawai "compromete la salud, la seguridad y el bienestar" de los residentes y los turistas. Los investigadores no pueden asegurarlo pero tampoco refutarlo, ya que no se sabe con claridad cómo impactan en el largo plazo los bloqueadores físicos de los rayos solares, a diferencia de los químicos.