23 de September de 2009 00:00

Zelaya dice que Gobierno de facto de Honduras planea asesinarlo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

TEGUCIGALPA, Reuters

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, denunció el miércoles que el Gobierno de facto de su país tendría un plan para capturarlo y asesinarlo que incluye la incursión violenta en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra refugiado tras regresar sorpresivamente a Honduras esta semana.

La vuelta de Zelaya a Honduras en un intento por retomar la presidencia, que le fue arrebatada el 28 de junio por un golpe de Estado, desató temores de una escalada de violencia en el empobrecido país centroamericano.

El martes, manifestaciones de sus seguidores fueron reprimidas por policías y militares. "Hoy estamos siendo amenazados (...) hoy (miércoles) en la noche se va a tomar la embajada de Brasil", denunció Zelaya en una entrevista con el canal de televisión Telesur, refiriendo que son versiones que maneja una periodistas de esa cadena.

"Que supuestamente hay un plan, sea de captura y asesinato, (la periodista) dice que ya tienen hasta los forenses para declarar que es un suicidio", sostuvo Zelaya.

El Gobierno de facto advirtió que lo arrestaría si sale de la misión diplomática de Brasil, que ha garantizado seguridad a Zelaya y alertó a los líderes hondureños que no aceptaría afrentas contra su embajada. La comunidad internacional ha llamado a la calma. "Lo advierto a la comunidad internacional.

Yo, Manuel Zelaya Rosales, hijo de Hortensia y José Manuel, no se suicida. Está vivo, luchando por sus principios y por sus valores, con firmeza. Y prefiero morir firme que arrodillado ante esta dictadura. Y que eso quede muy claro ante estos tiranos que están queriendo gobernar este país por las armas", agregó.

Cientos de soldados hondureños y policías anti disturbios, algunos enmascarados y otros cargando armas automáticas, rodeaban el miércoles el edificio de la embajada brasileña en Tegucigalpa en la que Zelaya se refugió con su familia y un grupo de unos 40 simpatizantes.

El Gobierno de Brasil pidió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que discuta la peor crisis política en Centroamérica en décadas.
El presidente de facto, Roberto Micheletti, dijo el martes que Zelaya puede quedarse en la embajada "unos 5 o 10 años, nosotros no tenemos ningún inconveniente en que viva allí", dando señales de que se está preparando para un largo conflicto.

Zelaya dijo que tiene conocimiento de que Micheletti está buscando que la Corte Suprema de Justicia de su país utilice recursos internacionales para que se le permita allanar la sede de la embajada de Brasil.

Y, con eso, "producir un accidente que permita de manera directa herir o lesionar al presidente y que el mismo pueda resultar, dos, tres días después, muerto en una supuesta resistencia", agregó. Estados Unidos, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA) han instado al diálogo para reinstalar a Zelaya en el poder en el país centroamericano.

El Gobierno de facto hondureño se rehusó a suavizar su posición contra el intento de Zelaya de retomar el poder. Zelaya hizo el miércoles un llamado a la comunidad internacional para que la presión que está ejerciendo sobre las autoridades de facto derive en hechos concretos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)