1 de septiembre de 2020 23:36

Martín Vizcarra admite que Policía erró en desalojo que causó mortal estampida en Perú

Policías alrededor de una discoteca en Lima, donde 13 personas murieron el pasado 23 de agosto del 2020

Policías alrededor de una discoteca en Lima, donde 13 personas murieron el pasado 23 de agosto del 2020. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente peruano, Martín Vizcarra, admitió el martes 1 de septiembre de 2020 que la Policía tomó decisiones inadecuadas durante el desalojo de 120 personas de una fiesta prohibida en una discoteca. La acción dejó 13 muertos el 22 de agosto del 2020 en Lima en medio de la pandemia de coronavirus.

“La forma de intervención no ha sido la que correspondía y a lo largo de los días hemos visto información que nos lleva a la conclusión de que hubo decisiones inadecuadas que no podemos ni vamos a justificar”, dijo Vizcarra durante una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

Las afirmaciones del presidente se producen dos días después que la prensa difundiera imágenes inéditas de la acción policial, que contradicen la versión oficial.

“Hemos podido apreciar que los protocolos de intervención de la Policía Nacional del Perú no han sido los que deberían”, agregó el Presidente.

El escuadrón policial que intervino la noche del 22 de agosto para detener esa fiesta, prohibida en función de las restricciones vigentes por la pandemia, había asegurado que la puerta de la discoteca Thomas RestoBar se cerró por la estampida de un centenar de asistentes que querían huir. El Gobierno utilizó esa versión como oficial luego que la Policía negara irregularidades.

Pero el ministro del Interior, Jorge Montoya, reconoció que el gobierno respaldó la versión policial con base en “informaciones falsas”, como lo han demostrado las imágenes difundidas.

Como primera reacción, la Policía removió a los integrantes del escuadrón que intervino esa noche.

La muerte de las 13 personas es objeto de dos investigaciones: en el fuero militar policial y la fiscalía.

Las reuniones sociales y familiares están prohibidas y se consideran ilegales durante el estado de emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus. El gobierno asegura que éstas son el nuevo foco de contagio debido a que no se respeta la distancia física y uso de mascarillas.

Por el momento, la justicia impuso 18 meses de prisión preventiva contra Job Luque, supuesto organizador del evento en la discoteca, situada en el populoso distrito de Los Olivos (norte de Lima).

De las 13 víctimas, 12 son mujeres. Todas murieron asfixiadas al ser aplastadas por asistentes que huían para no ser detenidos, según la policía.

La pandemia ha contagiado en Perú a más de 657 000 personas y mató a 29 068, según cifras oficiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)