18 de August de 2009 00:00

Una visión singular a la realidad brasileña actual

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

La pantalla de la sala Alfredo Pareja Diezcanseco  está a oscuras y  de los parlantes sale   una voz masculina, aguda y destemplada. Cuando la  imagen se perfila aparece la figura del actor  Selten Mello.
   


Las últimas cintas
A las  17: 00 de hoy    se presentala cinta  ‘Noel poeta da Vila’, del director brasileño   Ricardo Van Steen.
A las  19:30   finaliza   el ciclo  con la película ‘La casa de Alice’, del director   Chico Teixeira.
Las  entradas   cuestan   USD 2  y 1 para estudiantes  con carné  y personas de la tercera edad.
 Mañana empieza a las 19:00 un ciclo de cine suizo.Habla de un   tipo de  queso  de exquisita factura y gran renombre en  todo el mundo, o eso parece querer decir, llamado Gorgonzola.   Refiere una historia surrealista  sobre el inicio de esta delicadeza gastronómica frente a la cámara.

Así empieza  la cinta brasileña  ‘Estómago’,  presentada durante la Semana del cine brasileño, que  se  desarrolla desde el  pasado 12  de agosto  y que termina hoy, a las 19:00.  Durante los cinco primeros  días del ciclo,  según cifras de la  Cinemateca de la Casa, ha asistido un promedio de  300 personas  en total a las dos  funciones diarias en la sala Alfredo Pareja Diezcanseco de la institución.
 
‘Estómago’, del director  brasileño  Marcos Jorge,  narra la historia de un  provinciano que llega a una gran ciudad  brasileña  sin ninguna forma de subsistencia. Encuentra, por azares, una vocación desconocida en la gastronomía y, más  tarde,   otra vocación,  aún más oscura, en el crimen.
 
Juan Pablo Gallegos, de 35 años,   halló  muy sugerente  la  mezcla entre comida  y cárcel  y entre  amor  y degustación, y entre traición y fidelidad. “La historia  tiene  partes muy bien narradas,  pero quizá el fin es un poco suave, como si el director se hubiera querido  hacer de a buenas  con un  público que, en efecto, esperaba un final de comedia”.

La cinta está contada en una  estructura doble que presenta  dos momentos de Raimundo Nonato; uno, cuando llega a la ciudad  y otra en la que es encerrado en prisión.  Ambas partes avanzan  a  un clímax que será el descubrimiento  del crimen.  Entre una y otra parte  hay conexiones, como el humor,  el enamoramiento del protagonista o   las relaciones sociales  que se establecen  a partir de la gastronomía y el placer.

Betty  Guachamín, de 27 años,  disfrutó sobre todo  de “la excelente actuación del personaje.  Es alguien que  puede  mezclar  la brutalidad con la ternura y hacerlo parecer  muy natural”.

Otra de las películas presentadas  el fin de semana pasado  fue ‘Mi nombre no es Johnny’, del director  Mauro Lima.   Se trata de una parábola social sobre el mundo de las drogas,  basada en hechos reales  y estrenada en Brasil, en 2007.   El protagonista, interpretado  por el actor  Selton Mello, es un joven de clase media brasileña que, poco a poco, se  involucra en  el consumo y la comercialización de  cocaína.

Pedro Miranda, de 31 años,  encontró interesante el manejo de la fotografía, “pero no me gustó el cambio, un poco inverosímil, que sufre el protagonista  casi al final, cuando decide autoinculparse de todo. Queda como colgado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)