23 de mayo de 2018 16:27

Violencia es parte de preocupaciones de estudiantes en 20 colegios de Guayaquil

450 estudiantes participaron en una encuesta sobre sus preocupaciones en el entorno escolar. Foto: Twitter/ Gobernación del Guayas.

450 estudiantes participaron en una encuesta sobre sus preocupaciones en el entorno escolar. Foto: Twitter/ Gobernación del Guayas.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La falta de infraestructura, la violencia entre pares, el consumo de drogas y el acoso escolar son los temas que preocupan a los alumnos de 20 colegios de Guayaquil. Ese es el resultado de una encuesta realizada a 450 chicos, dentro del programa Mi colegio en buenas manos.

La iniciativa de la Gobernación del Guayas abarca a 45 000 estudiantes un grupo de establecimientos escogidos según sus vulnerabilidades. El martes 22 de mayo del 2018 arrancó la segunda fase del programa.

Como un balance, el gobernador del Guayas, José Francisco Cevallos, habló de algunos avances de la primera etapa: instalaron 540 botones de pánico, 148 luminarias en los exteriores de los colegios, la Intendencia de Policía intervino 20 barrios para evitar que existan bares y otros locales ilícitos en las cercanías y el 99% de las cámaras de vigilancia de los alrededores están activas.

Antinarcóticos también hizo confiscaciones en 15 unidades educativas: hubo 15 detenidos, 824 gramos de marihuana, 273 gramos de cocaína… Son temas que no queremos dimensionar, aunque preocupa mucho. No caigamos en eso”, dijo Cevallos a un grupo de jóvenes de un colegio del norte, donde se presentó la segunda etapa de este plan.

Los planteles de Mi colegio en buenas manos fueron elegidos según la conflictividad que experimentan los territorios en los que se asientan. Max Delgado, director de seguridad ciudadana de la Gobernación del Guayas, explica que cruzaron algunas variables.

Partieron de las atenciones del Ministerio de Salud a adolescentes con consumo problemático de estupefacientes, los casos de violencia detectados por el Ministerio de Educación y los distritos considerados como conflictivos por la Policía.

“Esos patrones se repiten en estos colegios (…). Hay que trabajar en la prevención con los estudiantes para que denuncien. Muchas veces la violencia se genera en la casa y la proyectan contra sus pares”, asegura Delgado.

Tras el fallecimiento de Brithany, la Gobernación incluyó al colegio donde estudiaba en el programa. La estudiante de 11 años habría sido atada y golpeada en clases por un grupo de compañeros. Dos días después de la agresión murió a causa de un derrame cerebral.

El programa de la Gobernación se enmarca en la campaña Más unidos más protegidos, del Ministerio de Educación, que estableció cuatro rutas de acción frente a la violencia en el entorno escolar.

Para la violencia entre pares, la subsecretaria de la zona 8, Éricka Laínez, explica que el protocolo de atención incluye la notificación de la situación a padres y docentes, el acompañamiento psicológico al salón donde se detecta el acto violento y la aplicación de medidas de protección, que pueden llegar hasta la separación y el traslado de la víctima o del agresor a otra institución.

El año pasado, en el mismo colegio donde estudió Brithany, el acoso escolar acabó con la vida de William. El estudiante de 13 años se suicidó tras ser intimidado por algunos chicos de su aula.

Un inspector y un psicólogo del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) fueron separados. La investigación del distrito educativo determinó que hubo dos informes de bullying antes del fallecimiento de William y que no se tomaron medidas a tiempo. La subsecretaria indicó que los dos funcionarios fueron suspendidos por 30 días, sin sueldo; luego se los reubicó en otro plantel.

Según esta entidad, desde el 2017 se han reportado 2 102 casos de violencia en el entorno escolar en instituciones de los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)