27 de julio de 2020 06:58

Videos captan la inundación en hospital de México por intensas lluvias del huracán Hanna

El piso de un hospital quedó inundado por las lluvias del huracán Hanna en México. Foto: Captura

El piso de un hospital quedó inundado por las lluvias del huracán Hanna en México. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Hanna, el primer huracán de 2020 sobre la costa del Atlántico, se degradó el domingo 27 de julio del 2020 a tormenta tropical a su paso por Texas, provocando fuertes lluvias y amenaza de inundaciones en ese estado del sur de Estados Unidos, ya duramente golpeado por la pandemia, mientras Hawái se prepara para recibir a otra tormenta.

Hanna aún llevaba vientos de unos 65 kilómetros por hora mientras marchaba hacia el noreste de México, dijeron meteorólogos. “Se espera un debilitamiento adicional a medida que el centro de Hanna se mueva más hacia el interior y que el ciclón se debilite a una depresión tropical y se disipe el lunes”, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

No hubo informes inmediatos de víctimas o daños graves, y tanto México como Texas habían levantado todas las advertencias de tormentas costeras por la tarde. 

Los meteorólogos advirtieron sin embargo que las fuertes lluvias podrían producir “inundaciones repentinas que amenazan la vida” en el sur de Texas y deslizamientos de tierra en los estados del norte de México.


Personas en México grabaron los daños causados por las inundaciones. En las imágenes se podía observar ríos en las calles, que incluso anegaron el piso de uno de los hospitales en esa zona del país, que atiende a pacientes del covid-19.

r


Un segundo sistema de tormentas, el huracán Douglas en el Pacífico, se extendía sobre las islas hawaianas el domingo 27 de julio y se esperaba que se trasladara a partes del estado en las últimas horas del domingo y el lunes 27.


Una advertencia de huracán fue lanzada para los condados de Maui y Kauai, así como para Oahu, la isla en la que se encuentra Honolulu, una ciudad de poco menos de 350 000 habitantes.

El huracán de categoría 1 se produjo a unas 290 km al este de la capital, Honolulu, a las 18:00 GMT, con vientos de hasta 145 km por hora.


“Se pronostica un debilitamiento gradual durante las próximas 48 horas, pero se espera que Douglas siga siendo un huracán a medida que avanza por las islas”, señaló el NHC.

Además, agregó que se esperaba que la tormenta trajera olas y lluvias potencialmente peligrosas y destructivas de hasta 380 mm.

En Honolulu, el alcalde Kirk Caldwell abrió centros de evacuación con espacio para 1 600 personas, pero advirtió que deberían usarse como una “última opción”, y que aquellos que necesiten refugio deberían usar tapabocas, tomarse la temperatura y cumplir con requisitos de distanciamiento social, informaron medios locales.

Caminos inundados en Texas


El presidente Donald Trump tuiteó cuando Hanna tocó tierra el sábado que su administración trabajaría en coordinación “estrecha” con las autoridades estatales, e instó a los lugareños a “proteger a su familia y sus propiedades”.

El daño pareció limitado inmediatamente después de la llegada de Hanna a la Isla del Padre, una isla barrera de 177 km de largo frente a la costa de Texas, alrededor de las 17:00 pm locales (22:00 GMT) del sábado.

Las imágenes capturadas por CBS mostraron carreteras y un parque de caravanas en la ciudad costera de Corpus Christi, en Texas, cubierto de escombros y árboles caídos.

Algunos automovilistas incluso desafiaron caminos inundados, mientras un observador de tormentas tomaba fotos de la playa desde un paseo azotado por el viento.

Las autoridades locales se preparaban para posibles tornados en la noche en el sur de Texas, ante lo cual la Cruz Roja abrió tres refugios en todo el estado.

Hanna llegó a Texas en momentos en que el estado enfrenta una dura situación con un aumento exponencial de contagios de covid-19, y luego de que las autoridades anunciaran el uso obligatorio de barbijo para frenar la propagación del coronavirus.

Las autoridades de Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia con más de 4,2 millones de casos, tendrán que encontrar la forma de proteger a los residentes que puedan verse obligados a abandonar sus hogares por los huracanes de esta temporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)